miércoles, 24 de abril de 2013

Muffins de chocolate

Esta tarde me he puesto a cocinar unos muffins de chocolate. Casero, todo muy casero, como ha de ser: ¡BOICOT a la REPOSTERÍA INDUSTRIAL! (algún día os hablaré de mi lista de boicots, que ya es kilométrica :D ).

La receta que he seguido ha sido la de "Las recetas de la pastelería Hummingbird" (un año de estos me gustaría visitar dicha pastelería, junto con la de Peggy Porschen y muchas más; quizá cuando me arranque a visitar Londres para hacer una super ruta repostera). Ya es la tercera que hago de este libro y, aunque las cantidades y los pasos a seguir no son los mismos a los que estoy acostumbrada, de momento todo lo que he hecho está "buenisísimo". El único inconveniente que le pondría es que me resulta excesiva la cantidad de leche que les ponen a sus recetas, lo que hace que el bizcocho no resulte tan esponjoso, sino más bien jugoso. Pero en este caso, no queda nada mal. De hecho, parece más un muffin-brownie, por su textura.

Bueno, ya no me enrollo más. Aquí os dejo la receta tal y como la he llevado a cabo:

Ingredientes para 12 muffins (aunque a mí me han salido 15 en cápsulas grandes):

- 2 huevos
- 200 g. de azúcar
- 130 g. de harina (suelo utilizar la de repostería)
- 50 g. de cacao en polvo (he usado Valor)
- Una pizca de sal (jo, esto se me ha olvidado añadirlo, para variar)
- 160 ml. de leche entera
- 1/2 cdita. de extracto de vainilla (desde que descubrí la de Home Chef, siempre uso esta)
- 160 g. de mantequilla derretida
- 120 g. de chocolate negro (como no tenía suficiente en tableta, le añadí gotas de chocolate negro)


Elaboración

1º. Batir con una batidora de varillas los huevos y el azúcar hasta que la preparación se vea clarita.

2º. Incorporar la leche y el extracto de vainilla, y batir.

3º. En otro cuenco, mezclar la harina con la levadura y el cacao. Añadirlo todo al otro bol, tamizándolo previamente. Batir .

4º. Llegados a este punto, poner en una taza la mantequilla y el chocolate, y con pequeños golpes de calor en el microondas, derretirlos (se mete la taza 20 segundos en el micro, la sacas, remueves con una cucharilla y para dentro de nuevo. Así hasta que se deshaga por completo).

5º. Encendemos el horno a 170-180º (mi horno eléctrico va por números, del 1 al 10; pues en el 5). Mientras tanto, con ayuda de una cuchara de helado, llenamos las cápsulas 2/3 de su capacidad. Una vez el horno haya alcanzado su temperatura, metemos la bandeja y la dejamos 25-30 min. aproximadamente (a los 20 comprobé qué tal estaban clavándoles una brocheta y tuve que dejarlos 5 min. más).

6º. Una vez pasado este tiempo, apagar el horno, abrir un poco la puerta del mismo y dejarlos un minuto más (truco para que no bajen, aunque no siempre me funciona). Después, sacarlos y dejarlos en la bandeja 5 min. para posteriormente pasarlos uno a uno a una rejilla. Dejar ahí hasta que se enfríen (bueno, vale, yo no aguanté la tentación y me comí uno antes de que se enfriara del todo, jiji).

Y este es el resultado final. Me encaantan mis muffinitos <3
 


Detalle de la textura del bizcocho, similar a la del brownie


¡No dejéis de probar esta receta! El éxito está asegurado. ¡Besos de chocolate! xxx

2 comentarios:

  1. Me la apunto, que tengo pensado hacer unos muffins de chocolate y me fío de tus recomendaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no te defraudan, ya verás :D

      Eliminar