jueves, 10 de abril de 2014

Cupcakes de fresa y champán

Es tiempo de cupcakes de fruta primaveral, y además, estos tienen un toque festivo. La receta de estos pastelitos la podéis encontrar en el libro Cupcakes, de Peggy Porschen. Me encanta este librito, tiene un montón de recetas fantásticas, sólo de cupcakes.

En la receta original, se utiliza champán o cava real. Pero como yo no tenía, utilicé el aroma de champán, de LorAnn. Le aporta un sabor bastante curioso y que pega mucho con la fresa y la vainilla.

Ingredientes para la masa (adaptados para 12 cupcakes):

- 110 g. de mantequilla a temperatura ambiente
- 110 g. de azúcar
- una pizca de sal
- 1 cucharadita y media de extracto o pasta de vainilla
- 2 huevos medianos
- 110 g. de harina
- 1 cucharadita de levadura
- Mermelada de fresa para el relleno

Almíbar:

- 30 ml. de agua
- 30 g. de azúcar
- 1 cucharadita de aroma de champán

1º. Precalentar el horno a 175 ºC.
2º. Batir la mantequilla, el azúcar, la sal y la vainilla hasta que esté pálida y esponjosa.
3º. Añadir los huevos uno a uno.
4º. Incorporar la harina y la levadura tamizadas, y batir.
5º. Poner las cápsulas en una bandejar para cupcakes y llenarlas a 2/3 de su capacidad. Hornear durante 15-20 minutos, dependiendo de cada horno.
6º. Una vez cocidos, dejarlos reposar 5 minutos fuera del horno. Pincelar las superficies con almíbar* mientras todavía estén calientes. Ponerlos encima de una rejilla para que se terminen de enfriar.
7º. Una vez fríos, hacer un agujero en medio con ayuda de un descorazonador, y rellenar con mermelada de fresa.

* El almíbar se prepara poniendo el agua y el azúcar a hervir hasta que este último se disuelva del todo. Quitar del fuego y añadir el aroma.

Crema de queso:

- 125 g. de mantequilla
- 125 g. de queso crema
- 300 g. de icing sugar o azúcar glas tamizado
- 1 cucharadita de aroma de champán

1º. Batir la mantequilla con el queso.
2º. Añadir el azúcar poco a poco e ir batiendo hasta conseguir una crema esponjosa.
3º. Incorporar el aroma de champán y mezclar.
4º. Por último, decoraremos con la boquilla que más nos guste. Yo he utilizado en este caso una 4B.






Besos con aroma a champán! xxx


miércoles, 2 de abril de 2014

Brownie (para microondas)

Después de hacer la semana pasada 4 bizcochos de zanahoria (no sé qué tienen, pero triunfan; bueno, sí que lo sé, ¡están bueníííísimos, y son super jugosos!), era hora de dejar descansar un poco el horno. Así que, cotilleando por internet, encontré varias recetas de brownie, hecho en microondas, y he elaborado mi propia receta cogiendo lo que más me gustaba de aquí y de allá. Aquí tenéis el PAP (paso a paso):







 

 

No me podía yo imaginar que un bizcocho/brownie pudiera estar tan rico hecho en el microondas. Tengo que recopilar más recetas de dulces para micro, y más sabiendo que ahora la luz cuesta 4 veces más de 9 a 23 h. que de 23 a 9 h. Así que hay que ahorrar electricidad: usar menos el horno o hacer dulces a partir de las 11 de la noche (¿madrugar? Ni en broma. Sólo por causa o fuerza mayor, ¡jajaja!).

¡Besos chocolateados! xxx

viernes, 21 de marzo de 2014

Galletas linzer primaverales

21 de marzo. Primavera. ¿Por qué no celebrar la estación de las flores con unas galletitas linzer? Estas las he hecho con mi receta de galletas de mantequilla de siempre, peeeero sustituyendo la pasta de vainilla por la emulsión de horneado "Princess Cake&Cokie" de la que ya os hablado alguna vez. Riquísima, pues aparte de la vainilla aporta un toque cítrico y de almendra.

Para cortarlas, he utilizado este cortador linzer tan chulo. Cuenta con el cortador principal en forma de flor y 6 cortadores centrales pequeñitos con las siguientes figuras: flor, tulipán, conejito, mariquita, regadera y mariposa.


Para el relleno estaba indecisa. En un principio pensé poner mermelada de frambuesa, pero al llegar al Mercadona vi que tenían mermelada de cereza y decidí probarla. Buenísima.







Un poquito de azúcar glas por encima, con ayuda de un colador, para decorar.




Menuda merienda rica: pastas con mermelada de cereza, y té... ¡mmmm....!












¡Besos de cereza! xxx

martes, 11 de marzo de 2014

Galletas de mantequilla de cacahuete





Reconozco que no soy una gran fan de la mantequilla o crema de cacahuete americana, pero con un bote a punto de caducar tenía que hacer algo: ¿cupcakes o galletas? Al final me decanté por estas últimas, y no me arrepiento. La receta la tomé del libro Recetas de la pastelería Hummingbird, con alguna modificación que otra.

Ingredientes (para 24 galletas, o mejor dicho, galletones, aproximadamente):

- 225 g. de mantequilla
- 175 g. de azúcar blanquilla (en la receta original son 200, pero me parecía demasiado).
- 175 g. de azúcar moreno (al igual que el azúcar blanquilla, también rebajé la cantidad).
- 2 huevos.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla o vainilla en pasta
- 240 g. de mantequilla de cacahuete
- 270 g. de harina (originalmente son 340 g. pero le resté 75 g. por los M&M molidos que le añadí)
- 2 cucharaditas y media de bicarbonato sódico
- 1/2 cucharadita de sal
- 75 g. de M&M de cacahuete molidos.
- 75 g. de chocolate negro picado o gotas de chocolate.
- M&M para decorar.

Elaboración:

1º. Precalentar el horno a 170º.

2º. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se vea una mezcla blanca y esponjosa.

3º. Añadir los huevos uno a uno. Incorporar la vainilla y la mantequilla de cacahuete.

4º. Agregar la harina, el bicarbonato y la sal. Después, los M&M molidos y el chocolate picado.

5º. Con ayuda de una cuchara de helado, poner encima del papel de horno situado en la bandeja, 6 bolas bien separadas las unas de las otras, pues luego se van a expandir bastante. Decorar cada bola con 3-5 M&M (los que nos quepan).

6º. Meter la bandeja en el horno durante 15 min. aproximadamente y sacar cuando veamos que las galletas estén planas y ligeramente doradas. Dejar enfriar en la bandeja un par de minutos y después pasar a una rejilla. Deben quedar un poco blanditas y jugosas por dentro (aunque a mí me gustan más crujientes, así que las dejé un par de minutos más en el horno).





Metí un par de ellas en estas bolsas para galletas y se las regalé a unos amigos. 


¡Besos de mantequilla de cacahuete! xxx

martes, 25 de febrero de 2014

Tarta de zanahoria

Todavía queda bastante para Pascua, temporada en la que, por eso de los conejitos y demás, quedaría muy bien presentar una tarta de zanahoria. Pero ahora también es un buen momento para disfrutar de uno de mis sabores favoritos (y el favorito de la amiga que me ha encargado esta tarta). La receta original la tomé de Bakemania, y os aseguro que todo el que la ha probado, ha quedado encantad@, pues es superjugosa y esponjosa. Al tratarse de una tarta que va toda cubierta de crema de queso (además del relleno), las cantidades de la buttercream son superiores a las que pone Lara en su receta, así que ese es mi único cambio.

Ingredientes (para una tarta de 3 capas con moldes de 18 cm.): 



- 250 g. de harina
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de canela en polvo
- 250 g. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 125 g. de azúcar moreno
- 125 g. de azúcar blanco
- 4 huevos grandes, a temperatura ambiente
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla o pasta de vainilla
- ½ taza de zumo de manzana o naranja
- 4 zanahorias medianas, peladas y picadas en trozos lo más pequeños posibles.
- 3 cucharadas de nata líquida para postres

Elaboración: 

1º. Precalentamos el horno a 175ºC y engrasamos bien los moldes con mantequilla.
2º. Mezclamos en un recipiente la harina, la levadura, el bicarbonato y la canela. Reservamos.
3º. En nuestra batidora, metemos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos unos segundos. Poco a poco vamos incorporando el azúcar moreno y el azúcar blanco, y batimos unos tres minutos, hasta obtener una mezcla muy cremosa.
4º. Vamos incorporando los huevos, uno a uno, y batiendo tras cada incorporación.
5º. A continuación, añadimos el extracto de vainilla, sin dejar de batir.
6º. Vertemos un tercio de nuestra mezcla de harina, batimos muy bien e incorporamos la mitad del zumo.
Añadimos otro tercio de la mezcla de harina, y el resto del zumo. Batimos bien, y por último, terminamos de incorporar la harina restante, batiendo muy bien durante todo el proceso.
7º. Añadimos la nata y la zanahoria con la ayuda de una espátula o una cuchara.
8º. A continuación, llenamos nuestros tres moldes con la masa (435 g., más o menos, en cada uno de ellos) y los metemos al horno entre 30 y 35 minutos. Si queremos poner toda la mezcla en un solo molde, el tiempo será de 45-50 minutos aproximadamente; comprobar si está hecho metiendo un palito (tiene que salir seco) y si vemos que se está tostando demasiado por arriba pero no está hecho, poner un papel de aluminio por encima para evitar que se queme.
9º. Una vez fuera del horno, dejamos reposar nuestro bizcocho sobre una rejilla. Cuando veamos que ya se ha enfriado, desmoldamos.


Para hacer la buttercream de queso, necesitamos

- 300 g. de queso crema (tipo Philadelphia)
- 250 g. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 1 cucharadita de extracto de vainilla o pasta de vainilla
- 625 g. de azúcar glas

1º. Batimos bien la mantequilla y el queso. A continuación, vamos añadiendo poco a poco el azúcar, y por último el extracto de vainilla.
2º. Antes de cubrir la tarta con lz buttercream, es conveniente que el bizcocho esté muy frio. Especialmente éste en particular, que es extremadamente jugoso y se puede desmigar fácilmente. Tenemos que dejarlo en la nevera al menos 2 ó 3 horas, (o incluso toda la noche), bien envuelto con dos capas de papel film.
3º. Después de este tiempo, sacar los bizcochos y untar uno de ellos con la buttercream. Cerramos con otro bizcocho y volvemos a hacer la misma operación. Untamos la parte superior y los laterales y metemos en el frigo durante media hora.
4º. Sacamos la tarta, damos una capa más de buttercream y con lo sobrante, hacermos adornos con una manga y una boquilla (yo he usado una de estrella abierta, 1M ). Si se quiere, se puede adornar con fondant de colores haciendo pequeñas zanahorias o tiñendo el blanco con colorante en pasta).










Si os animáis a hacerla, vais a ver cómo os encanta.  
¡Besos de zanahoria! xxx

miércoles, 19 de febrero de 2014

Tarta San Valentín (chocolate y trufa)

Hoy quiero compartir con vosotr@s esta receta, sacada del libro Objetivo: Tarta Perfecta, de Alma Obregón (con pequeñas variaciones, como hago siempre, no sé por qué, quizá para darle mi toque personal). Cuando me encargaron esta tarta, querían que fuese algo especial (no en vano, se trataba de celebrar el día de San Valentín), con muuucho chocolate y en forma de corazón. Así que decidí probar con esta tarta tan chocolateada y tan rica.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

- 160 ml. de aceite de oliva suave o de girasol
- 500 g. de azúcar
- 300 g. de harina (yo siempre uso de repostería).
- 100 g. de cacao en polvo sin azúcar (Valor)
- 4 cucharaditas de levadura (Royal)
- 4 huevos M
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla o vainilla en pasta
- 300 ml. de leche
- 300 ml. de agua hirviendo

Para el almíbar:

- 100 ml. de agua 
- 100 g. de azúcar
- 1 cucharadita de esencia de vainilla o vainilla en pasta

Para el ganaché:

- 600 g. de chocolate negro para postres
- 600 ml. de nata líquida para postres

Para la buttercream (si se quieren hacer 3 capas, como hice yo):

- 60 g. de mantequilla a temperatura ambiente
- 215 g. de azúcar glas o icing sugar
- 45 g. de cacao en polvo sin azúcar (Valor)
- 55 ml. de leche semidesnatada

Elaboración:

1º. Elaboramos la ganaché hirviendo la nata, retirándola de fuego y añadiendo el chocolate. Removemos hasta que se disuelva del todo. Dejamos enfriar y cuando se haya templado, lo metemos en la nevera.

2º. Precalentar el horno a 180 ºC.

3º. Se baten los huevos, se añade el azúcar y después el aceite. 

4º. Se incorpora la harina, la levadura y el cacao. Batimos. 

5º. Se añade la leche y la vainilla. Batimos. Y por último, el agua (la masa quedará muy líquida).

6º. Untar el molde de mantequilla (yo he usado este molde corazón, de 23 cm. aproximadamente). Verter la masa y meter en el horno durante 60-70 minutos, más o menos (comprobar que está hecho insertando un palito; éste tiene que salir limpio).

7º. Sacar el bizcocho del horno y dejar que se enfríe en su molde, encima de una rejilla. Cuando se haya enfriado del todo, cortar por la mitad con ayuda de una lira o un cuchillo (o en tres partes, como hice yo).

8º. Bañar la parte superior de cada bizcocho con el almíbar (se hierve el agua, se añade la vainilla y el azúcar, y removemos hasta que éste se haya disuelto). Para ello, pinchamos el bizcocho varias veces con un tenedor y repartimos el almíbar con una brocha de silicona.

9º. Cuando el ganaché tenga la textura de la nocilla, lo untamos con una espátula encima del bizcocho base.  O también podemos poner el ganaché en una manga y repartirlo por el bizcocho; de esta manera, nos quedará más uniforme. Como yo hice la tarta de 3 capas, preparé una buttercream de chocolate para la segunda. Para hacer la buttercream: batir la mantequilla, añadir el azúcar, el cacao y la leche. Repartirlo en el segundo bizcocho y taparlo con el tercero.

10º. El resto del ganaché lo montaremos, como si fuese nata. Obtendremos una crema de trufa, que repartiremos con la espátula por la parte exterior de la tarta (truco: mojar la espátula en agua caliente, pues nos facilitará mucho las cosas). Yo utilizo este plato giratorio, que también ayuda mucho. Metemos la tarta 30 minutos en el frigorífico y, pasado este tiempo, aplicaremos una segunda capa de trufa.


 11º. Por último, adornaremos la tarta como queramos. Yo he utilizado una boquilla de estrella abierta, 1M. Las letras están hechas con fondant y glasa, y la rosa es de fondant.



















He de decir que gustó mucho, y si os animáis a hacerla, espero que a vosotr@s también. Eso sí, tenéis que ser fans incondicionales del chocolate :D

¡Besos de trufa! xxx

miércoles, 12 de febrero de 2014

Cupcakes San Valentín (Red Velvet)

Seguro que ya conocéis alguna receta estupenda de cupcakes Red Velvet. La que suelo hacer yo es la de Bakemania, con alguna pequeña modificación. Lo cierto es que las recetas de Lara nunca me han fallado, por eso me encantan.

En esta ocasión, he querido innovar y probar en estos cupcakes la emulsión para horneado Red Velvet, y han quedado riquísimos, así como de un intenso color rojo (difícil de conseguir si no es con el colorante concentrado en pasta Extra Red, de Sugarflair). Además, también suple la esencia o pasta de vainilla. Otro cambio que he hecho es sustituir la crema de queso por mascarpone, que le proporciona menos acidez.

Ingredientes (para 12-14 cupcakes):

- 60 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente. 
- 150 gr. de azúcar
- 1 huevo.
- 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar, tipo Valor. 
- 2 cucharaditas de emulsión para horneado Red Velvet, de LorAnn 
- 120 ml de buttermilk (o a 120 ml de leche le añadiremos una cucharada sopera bien cargada de vinagre blanco o limón. Lo batimos bien con una cucharilla y lo dejamos reposar unos minutos). 
- 150 gr. de harina. 
- ½ cucharadita de bicarbonato de soda
- 1 cucharadita y media de vinagre blanco o limón.

Elaboración:

1º. Calentar el horno a 170ºC, y preparar nuestra bandeja de cupcakes con 12 cápsulas
2º. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que se quede una textura muy cremosa.
3º. Añadimos el huevo y mezclamos bien hasta que quede todo incorporado.
4º. Incorporamos la emulsión Red Velvet y batimos. Después, añadimos cacao.
5º. Añadimos poco a poco la mitad del buttermilk. Batimos bien e incorporamos la mitad de la harina. De nuevo batimos, y añadimos el buttermilk restante y la harina que quede. Batimos hasta que quede todo incorporado, pero sin pasarnos, ya que una vez añadida la harina en cualquier mezcla no es bueno pasarse mezclando. Por último se incorpora el vinagre o limón y el bicarbonato de soda. Batimos.
6º. Ponemos una cucharada de helado de masa en cada cápsula (o 2/3 de su capacidad) y metemos la bandeja en el horno durante 20-25 minutos.
7º. Apagamos el horno y lo abrimos un poco. Dejamos la bandeja dentro durante 1 minuto (este es un truco para que las cápsulas no se despeguen).
8º. Sacamos la bandeja y dejamos los cupcakes en ella unos 5 minutos. Después, los pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar. 



Ingredientes para la crema de mascarpone:

- 300 g. de icing sugar o azúcar glas tamizado. 
100 g. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente. 
- 250 g. de mascarpone 
- 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla

Elaboración:

1º. Batimos la mantequilla con el azúcar.
2º. Incorporamos el mascarpone y, por último, la vainilla. Batimos bien, durante un par de minutos.
3º. Metemos la crema en una manga desechable y con una boquilla 1A presionamos hasta llenar toda la superficie del cupcake.


Podéis adornarlos con lo que queráis. En este caso, yo he utilizado unos corazones de azúcar. Me encanta lo bonitos que quedan siempre los Red Velvet.

¡Besos de terciopelo! xxx