jueves, 19 de febrero de 2015

Galletas Petit Écolier

Poco he tardado en estrenar estos moldes para hacer galletas petit écolier.



Las petit écolier son unas galletas con una lámina de chocolate por encima. Yo las he hecho de chocolate negro y blanco.


Mi receta para galletas de mantequilla y vainilla la podéis encontrar aquí. Para que las galletas sean más finitas que las que suelo hacer, he usado el rodillo que utilizo para alisar el fondant, poniéndole las guías moradas (la altura es de unos 3 mm.).

Para que la masa no se pegue en el cortador (que la verdad, es un poco antipático), la masa tiene que estar muy fría, y es recomendable espolvorear el cortador con maizena (o harina).

Para una docena de galletas necesitaréis 200 g. de chocolate fondant. Se derrite en el microondas, con pequeños golpes de calor (entre uno y otro, se remueve con una cuchara para que no se pegue). Cuando esté líquido del todo, se pone una cucharadita en cada molde, se extiende bien y se meten en el frigorífico una media hora. Pasado este tiempo, se desmolda con cuidado, y para pegarlo a la galleta, bastará con un poco de chocolate derretido y vuelta al frigorífico a que se endurezca.

Como véis, está chupado, y el resultado son unas riquísimas galletas de chocolate, ideales para el desayuno o la merienda :)

¡¡Madre mía, y con un Nespresso, ya te puedes moriiiir!!

O también, para regalar. Seguro que vuestros familiares o amigos os lo agradecerán profundamente ^_^


"Petits" baisers! xxx

Galletas de mantequilla y vainilla

Ingredientes (para 30-35 galletas medianas/ 20-24 galletas grandes):

- 225 g. de mantequilla reblandecida (la sacas previamente o la metes unos segundos en el microondas, sin que llegue a ponerse líquida).
- 125 g. de azúcar.
- 1 huevo.
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
- 350 g. de harina de repostería.
- 1-2 cucharadas de leche.


Elaboración:

1. Con una batidora de varillas, primero bates en un bol grande la mantequilla. Cuando quede a punto de pomada, le añades el azúcar poco a poco y bates de nuevo (a una velocidad media).
2. Añades el huevo y bates. Después, la vainilla.
3. Tamizas la harina y la vas agregando poco a poco a la mezcla anterior. Cuando hayas mezclado la mitad, le añades la cucharada de leche y después, el resto de harina. Llegará un momento en el que notarás que es mejor amasar con las manos, pues la masa se va volviendo cada vez más consistente y la batidora se puede estropear.
4. Una vez bien mezclado y amasado todo, haces una o dos bolas aplastadas con la masa y las envuelves con papel film. Mételas en la nevera como mínimo, una hora. Puede durar varios días en la nevera, pues sale una buena cantidad (dependiendo del tamaño del cortador 25-35  galletas, aproximadamente), así que puedes coger lo que necesites para cada vez y el resto, guardarlo.
5. Cuando vayas a amasar para ya hacer las galletas, enharina la encimera con maizena, pero muy poquita, al igual que el rodillo. Un truco para que te salgan todas las galletas con el mismo grosor es coger dos palillos chinos a modo de raíles, poniéndolos a los lados de la masa y pasando el rodillo por encima.
6. Con un cortador de galleta, o un vaso, vas cortando la masa. Coloca las formas en un plato y guárdalo en la nevera durante 10-15 minutos antes de meterlas en el horno.
7. Mientras, pon el horno a 180º (si es eléctrico). El mío es eléctrico y está numerado del 1 al 10, así que lo pongo en el 5.
8. En una bandeja de horno, pon papel de horno y encima, las futuras galletas. Tienen que hacerse entre 13-15 minutos. ¡Ah, y no las pongas muy juntas, que se expanden un pelín!
9. Cuando saques las galletas del horno, dejar reposar 5 minutos y pasado este tiempo, trasladarlas a una rejilla hasta que se enfríen.

jueves, 12 de febrero de 2015

Tarta de avellanas con praliné

Indecisión. "¿Qué tarta hago para mi cumple, la de avellanas o la de limón con merengue?". En ambas quería utilizar algo novedoso: en la de avellanas, unos encajes Magic Decor y en la de limón, estrenar mi soplete. Así que como no había manera de decidirme, he optado por hacer una por el día de mi cumple y dejar la otra para cuando lo celebre un finde con la familia. La que ha tocado hoy ha sido la de avellana con praliné, una de mis preferidas. La receta está tomada del blog de Objetivo: Cupcake Perfecto (como anécdota, os contaré que tuve el privilegio de probar esa tarta que hizo Alma, pues fui con una amiga a que me firmara su libro y nos invitó a merendar. Un encanto).

Modificaciones: he añadido una cucharada más de avellana en pasta, una cucharadita más de vainilla y un par de cucharadas de leche al bizcocho. Además, el molde que he usado es uno de 15 cm. profundo, en lugar de tres bajitos, así que el tiempo de horneado ha sido de 50 minutos (chamuscándose un poco la parte de arriba, pero como la he cortado, ¡asunto arreglado!). Para cortar el bizcocho en capas, he usado una lira. La decoración, como podéis ver en las fotos, también es diferente (¡qué bonitas quedan las tartas con los encajes de glasa elástica!). Y, ¡ya está! Todo lo demás, es como la receta original.


¡Besos de cumple! xxx

martes, 6 de enero de 2015

Roscón de Reyes

Como primera entrada del año, me gustaría compartir con vosotr@s estos roscones de Reyes. Para ser los primeros, creo que no me han quedado nada mal, y todo gracias a la receta de Su, de Webos Fritos. No puede estar mejor explicada, con vídeo incluido, así que era imposible fallar (aunque mi horno es un poco rebelde, pero esta vez se ha portado bastante bien).




Lo más importante de todo es respetar los tiempos de levado, así como el del horneado y su temperatura. También ha facilitado las cosas que ayer hacía un tiempo bastante bueno para ser invierno, así que en dos horas habían duplicado su tamaño en el primer levado. 

Y tiene razón Su cuando dice que una vez que hagáis este roscón, ya no volveréis a comprarlos en ninguna pastelería. Están buenísimos. Tanto, que esta vez no los voy a rellenar con nata, para disfrutar plenamente de su sabor.

Así que os recomiendo que si tenéis que hacer alguno hoy o en estos días, probéis esta estupenda receta. Y si no, para el año que viene ;)

¡Besos rosconeros! xxx

jueves, 25 de diciembre de 2014

Bundt Cake de Red Velvet

¡Feliz Navidad a tod@s! Y qué mejor que celebrar este día con un bizcocho Red Velvet, color típico de estas fiestas. Aquí os dejo la receta de mi bundt, jugoso y esponjosito:

Ingredientes:

  • 240 ml. de aceite de girasol
  • 300 g. de azúcar
  • 2 huevos L
  • 300 g. de harina
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (tipo Valor)
  • 250 ml. de buttermilk (en un vaso de leche, se añade una cucharada de zumo de limón y se deja reposar una hora)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Colorante en gel rojo

Preparación:
  • Se engrasa el molde con mantequilla líquida con ayuda de un pincel de silicona. Espolvorear un poco de cacao.
  • Preparar la buttermilk.
  • Precalentar el horno a 175º.
  • Batir los huevos con el azúcar. Añadir el aceite y la vainilla.
  • Tamizar la harina con el bicarbonato, la sal y el cacao. Añadir la mitad a la mezcla.
  • Incorporar la buttermilk. Batir.
  • Añadir la otra mitad de la mezcla de la harina y batir de nuevo.
  • Por último, sumar el colorante (yo he utilizado el Extra Red de Sugarflair; id añadiendo poquito a poco hasta que veáis que está lo suficientemente rojo) y el zumo de limón.
  • Volcar la masa en el molde. Dejar caer éste a baja altura sobre el suelo para evitar que se formen burbujas. Meter en el horno encima de una rejilla durante 1 hora aproximadamente (comprobamos si está hecho metiendo una brocheta; tiene que salir limpia). 
  • Al sacar del horno, dejamos que se temple una media hora. Pasado este tiempo, volcamos sobre la rejilla y dejamos que se enfríe del todo.



Para adornar podéis hacer una crema de queso, ponerle azúcar glas, o unas decoraciones con fondant o sprinkles. 


¡Besos de terciopelo navideño! xxx

lunes, 8 de diciembre de 2014

Mantecados (o Quemaíllos de San Alejandro)



Estos mantecados tienen historia. El año pasado los hicimos para recaudar dinero para Cáritas de la parroquia de San Alejandro. El caso es que nos quedaron un poco "quemaíllos" en la base, de ahí el sobrenombre "Los Quemaíllos de San Alejandro" xD . Pero quemaíllos y tó, estaban buenísimos.

Este año no los hemos hecho porque son demasiadas horas de trabajo para sacar tantas cajas. Pero tenía antojo de hacer mantecados, así que cogí la mitad de la receta (de la cual me han salido un montón) y ajusté el tiempo y la temperatura a mi horno (la otra vez los hicimos en casa de una amiga).

Ingredientes: (para unos 120 mantecados de 4'5 cm.)

- 250 g. de manteca de cerdo
- 125 ml. de aceite de girasol
- 125 ml. de vino blanco
- 100 ml. de anís
- 2 cucharadas de azúcar
- 750 g. de harina
- Azúcar y canela molida.

Elaboración:
  • Derretir la manteca de cerdo en el micro hasta que se quede líquida.
  • Añadir el resto de ingredientes y remover bien con una cuchara.
  • Precalentamos el horno a 175-180ºC (mi horno va del 1 al 10 y lo pongo entre el 5 y el 6).
  • Espolvorear de maicena la encimera (yo uso maicena para que no se queden duros, pero podéis usar un poco de harina), y el rodillo.
  • Usando palillos chinos como guías, cogemos un poco de masa y la estiramos con el rodillo. Cortamos con un cortador (yo he utilizado uno en forma de flor, de 4'5 cm. aproximadamente).
  • Ponemos las formas encima de la bandeja, que tendrá un papel de horno.
  • Metemos la bandeja en el horno y la dejamos unos 25 minutos.
  • Tras este tiempo, sacar la bandeja, y pasar con cuidado los mantecados a una rejilla.
  • A los 5 minutos, más o menos, rebozarlos con azúcar y canela.

Si los metéis en una cajita mona, son ideales para regalar. 


¡Besos mantecosos! xxx



martes, 2 de diciembre de 2014

Galletas de chocolate navideñas

Me sorprende que todavía no haya compartido con vosotr@s mi súper receta de galletas de chocolate. ¡Están de vicio! Así que ya ha llegado el momento de publicarla (más vale tarde que nunca):

Ingredientes:

- 225 g. de mantequilla reblandecida
- 150 g. de azúcar.
- 1 huevo.
- 2 cucharaditas de esencia o pasta de vainilla.
- 315 g. de harina de repostería
- 70 g. de cacao en polvo sin azúcar Valor
- 1-2 cucharadas de leche.

Elaboración:

1. Con una batidora de varillas, primero bates en un bol grande la mantequilla. Cuando quede a punto de pomada, le añades el azúcar poco a poco y bates de nuevo (a una velocidad media).

2. Añades el huevo y bates. Después, la vainilla.

3. Tamizas la harina y el cacao y los vas agregando poco a poco a la mezcla anterior. Cuando hayas mezclado la mitad, le añades la cucharada de leche y después, el resto de harina. Llegará un momento en el que notarás que es mejor amasar con las manos, pues la masa se va volviendo cada vez más consistente y la batidora se puede estropear.

4. Una vez bien mezclado y amasado todo, haces una o dos bolas aplastadas con la masa y las envuelves con papel film. Mételas en la nevera como mínimo, una hora. Puede durar varios días en la nevera, pues sale una buena cantidad (dependiendo del tamaño del cortador 25-35  galletas, aproximadamente), así que puedes coger lo que necesites para cada vez y el resto, guardarlo.

5. Cuando vayas a amasar para ya hacer las galletas, espolvorea la encimera con cacao, pero muy poquito, al igual que el rodillo. Un truco para que te salgan todas las galletas con el mismo grosor es coger dos palillos chinos a modo de raíles, poniéndolos a los lados de la masa y pasando el rodillo por encima.
6. Con un cortador de galleta, o un vaso, vas cortando la masa. Coloca las formas en un plato y guárdalo en la nevera durante 10-15 minutos antes de meterlas en el horno.

7. Mientras, pon el horno a 180º (si es eléctrico). El mío es eléctrico y está numerado del 1 al 10, así que lo pongo en el 5.

8. En una bandeja de horno, pon papel de horno y encima, las futuras galletas. Tienen que hacerse entre 13-15 minutos. ¡Ah, y no las pongas muy juntas, que se expanden un pelín!

9. Cuando saques las galletas del horno, dejar reposar 5 minutos y pasado este tiempo, trasladarlas a una rejilla hasta que se enfríen.




Hacía tiempo que quería hacer estas galletas: chocolate con detalles en glasa blanca. Quedan muy bonitas y elegantes. He de decir que me he inspirado en unos diseños de Con un toque de azúcar y My little bakery. Y este ha sido el resultado:



Les hice un agujerito con una pajita antes de hornear para después pasarles una cinta y que se pudieran colgar en el árbol. La excusa para elaborar estas galletas que tantas ganas tenía de hacer (si es que se necesita una excusa para ello) fue la venta de dulces que hacemos todos los años en el aperitivo de mi parroquia para recaudar fondos para la Acogida de Cáritas. ¿A que es una excusa genial?


También vendimos un montón de porciones de bizcochos, hechas por distintas personas del Aula Comunitaria.


¿A que nos quedó un puestecillo muy apañao?


¡Besos navideños de chocolate! xxx