domingo, 16 de agosto de 2015

Mini magdalenas de vainilla

Si queréis probar unas magdalenas esponjosas y buenísimas, tenéis que hacer esta receta. Es mi versión de la de Webos Fritos; entre otras cosillas, la he adaptado para que en lugar de salir 48 mini magdalenas salgan la mitad, aproximadamente. Asimismo, he sustituido la vainilla por la emulsión Princess Cake&Cookie de LorAnn, que me encanta (reúne el sabor de la vainilla, de cítricos y de almendras, 3 en 1).




Ingredientes:

- 2 huevos L
- 100 g. de azúcar
- 65 ml. de aceite de oliva
- 2 cucharaditas de emulsión para horneado Princess Cake&Cookie, de LorAnn (o 2 cucharaditas de esencia o pasta de vainilla)
- 100 g. de harina de repostería
- 6 g. de levadura
- 25 g. de almendra molida (o, en su defecto, 25 g. de harina más).
- 35 ml. de nata líquida para postres.

Elaboración:

1. Bate los huevos y el azúcar en un cuenco.

2. Vierte el aceite y bate.

3. Añade las cucharaditas de emulsión o aroma de vainilla. Vuelve a batir.

4. Agrega la mitad de la harina y la levadura tamizadas. Bate lo justo, hasta que se integren.

5. Añade la nata, bate. Y ahora la otra mitad de la harina y la levadura. Por último, las almendras molidas.

6. Deja reposar la masa en el frigorífico durante una media hora.

7. Precalienta el horno a 200ºC-220ºC (en mi horno, que va del 1 al 10, lo he puesto en el 7).

8. Pon las capsulitas en un molde metálico para mini magdalenas y vierte la masa en ellas sin llegar al borde (casi una cucharada colmada).

9. Espolvorea las magdalenas con un poco de azúcar por encima justo antes de hornear.

10. Baja la temperatura del horno a 190ºC-200ºC (en mi horno, en el 6). Yo he puesto el molde sobre la rejilla porque el de 24 mini cupcakes no me cabe en la bandeja. Hornear unos 13 minutos, aproximadamente (ya sabéis, comprobad que están hechas con un palillo).

11. Pasado este tiempo, sacar y dejar enfriar un par de minutos. Después, pasarlas a una rejilla para que terminen de enfriarse del todo. Guardar en una lata para que se conserven bien.



Os garantizo que os van a encantar. Así que.. ¡ánimo, a horneeeaaar!

Besos xxx

miércoles, 12 de agosto de 2015

POLOS DE LIMA

Aquí os dejo otra alternativa dulce para el verano: unos refrescantes polos de lima. Los 6 moldes son del Ikea, y con esta receta os daría para 10-12 polos.



Ingredientes:

- 3 limas (unos 140 ml. de zumo)
- 150 g. de azúcar
- 400 ml. de agua
- 2-3 tiras de cáscara de lima.


Elaboración:
  • Poner a hervir el agua con el azúcar y las cáscaras de lima. Cuando se haya disuelto todo el azúcar, retiramos y dejamos enfriar.
  • Exprimimos las limas y añadimos el zumo al almíbar.
  • Vertemos en los moldecitos. Les ponemos los palitos y a enfriar en el congelador unas 5 horas (yo lo dejo toda la noche).
  • Para desmoldar, mojar los moldes en agua (si no salen bien, que el agua sea caliente).

Y así de fácil, sí. Seguiré probando otras recetas (creo que las que llevan yogur están buenísimas).

Besitos refrescantes xxx

lunes, 20 de julio de 2015

Mousse de avellana

Si en verano os apetece algo dulce, además de los helados, una buena opción para un postre especial es una mousse. Nunca había hecho una, y he de decir que es de lo más fácil. En el blog Disfrutando sin gluten encontré esta receta, y después de hacer unas cuantas pruebas cambiando y añadiendo algunas cosillas (coloreadas en azul), este sería mi resultado final (también válido para celiacos, como en la receta original): 

Para una tarta de mousse de 15 cm. o 3 vasitos (tipo chato de vino).



Ingredientes para el bizcocho:

- Las claras de 2 huevos L
- 40 g. de azúcar
- 40 g. de chocolate para postres (yo uso el de Hacendado)
- 30 ml. de nata para montar
- 20 g. de maicena


Preparación del bizcocho

Precalentar el horno a 170º.
En una cazuela, llevar a ebullición la nata. Poner el chocolate en trocitos y dejar de que se funda. Atemperar y reservar.
Montar las claras con una pizquita de sal.
Una vez montadas, verter la mitad del chocolate fundido y mezclar con una espátula de goma con cuidado. 
Echar el azúcar y seguir batiendo a mano.
Verter la harina y finalizar con la otra mitad del chocolate fundido.
Si lo vais a hacer en forma de tarta, poner la mezcla en un molde redondo de 15 cm. y hornear unos 20 minutos aproximadamente (meter un palillo y si sale limpio, el bizcocho está listo). 
En mi caso, lo he hecho para vasitos, por lo que utilicé un molde cuadrado de 15 cm., para que fuera más fácil cortar los círculos (aunque con uno redondo, probablemente salga igual de bien).
Dejar templar un poco, desmoldarlo y dejar que se enfríe por completo en una rejilla. Si lo hacéis en vasitos, cuando el bizcocho esté frío, cortar el círculo con el mismo vaso y empujadlo hasta el fondo.


Ingredientes para la mousse

- 50 g. de pasta de avellana italiana Home Chef (o del sabor que queráis).
- 200 g. de nata para montar
- 50 ml. de agua
- 50 g. azúcar
- 1 hoja y media de gelatina neutra

Elaboración de la mousse

Poner a hidratar las láminas de gelatina en agua muy fría unos 10 minutos.
En una cazuela, echar los 50 ml. de agua, la pasta de avellanas y el azúcar y calentar hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, sin que llegue a hervir (si la pasta no se deshace bien, pasar la mezcla por una batidora de cuchillas).
Una vez atemperado, poner las hojas de gelatina y remover hasta que se deshagan. Reservar.
Montar la nata y una vez montada, echarla sobre la mezcla anterior, con cuidado de no bajar demasiado la nata (¡OJO, NO LA MEZCLA SOBRE LA NATA, PUES ESTA SE PUEDE CORTAR!, que a mí ya me ha pasado dos veces ^_^' )
Colocar el bizcocho hecho previamente en un molde desmontable del mismo tamaño y forrado con papel de horno. Sobre él, echar la mousse. Si lo hacéis en los vasitos, verter la mousse en los mismos. 
Meter en el frigorífico mínimo 4 horas (mejor, de un día para otro).
Antes de servir, poner por encima un poquito de chocolate rallado, o crocanti de almendras.

Delicioso. Ya me contaréis.

¡Besos! xxx

miércoles, 1 de abril de 2015

Bollos de la cruz (Hot Cross Buns)

Dice la leyenda que en la Edad Media los panaderos ponían una cruz en el pan para evitar que el demonio impidiera el levado de la masa. Más adelante, se adoptó la tradición de elaborar estos bollitos exclusivamente el Jueves Santo. Yo creo que hoy en día es un pecado hacerlos sólo una vez al año, así que os animo a que los hagáis en cualquier época del año, y ahora, con más motivo, entre torrija y torrija :) Esta receta es mi versión del libro Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados.

Ingredientes para 12 bollitos

- 200 ml. de leche entera
- 1 cucharadita de esencia o pasta de vainilla.
- 20 g. de levadura fresca
- 500 g. de harina de fuerza
- 100 g. de azúcar
- 1 cucharadita de canela
- 1 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de nuez moscada
- 1 huevo L + 1 huevo para pincelar los bollitos
- 50 g. de mantequilla
- 75 g. de pasas.

Para la decoración:

- 1 huevo batido
- 8 cucharadas de azúcar
- 8 cucharadas de harina
- 8 cucharaditas de agua

Elaboración:

1º. Calentar la leche. Dejar entibiar, e incorporar la vainilla. Cuando esté tibia (ojo, no caliente, que si no la levadura no hace su efecto y si no, a partir de aquí ya nos sale todo mal), añadir la levadura fresca y disolver en la leche. Dejar reposar 15 minutos. 

2º. En un bol, poner la harina, el azúcar, la canela, la sal y la nuez moscada. Mezclar bien, hacer un hueco en el centro e incorporar el huevo batido y la mantequilla a temperatura ambiente en cuadraditos. Batir a mano con unas varillas hasta que esté todo homogéneo y agregar la leche con la levadura.

3º. Amasar bien durante 10 minutos. Estirar la masa y repartir las pasas. Volver a amasar.

4º. Dejar reposar la masa en un bol engrasado con un poco de aceite durante 2 horas. La masa deberá haber duplicado su volumen para entonces.

5º. Pasado ese tiempo, amasamos de nuevo, dividiendo la masa en 12 bolas iguales (aproximadamente, cada bola tendrá que pesar 80 g.). Ponemos las bolitas en la bandeja, sobre papel de horno, espaciadas entre sí. La cubrimos con papel film
y dejamos que la masa vuelva a subir el doble de su volumen, durante 2 horas.

6º. Cuando ya han pasado las 2 horas, precalentar el horno a 190º (nº 6). Mientras, pintar cada bollito con huevo batido, utilizando una brocha. Después, hacemos la pasta de las cruces mezclando el azúcar y la harina con el agua (debe quedar muy consistente). La metemos en una manga y dibujamos las cruces sobre los bollos.

7º. Metemos la bandeja en el horno, durante 15-20 min. Transcurridos estos minutos, sacamos la bandeja y pasamos los bollitos a una rejilla. A los 15 minutos, estarán listos para comer.

Recomiendo consumirlos el mismo día, o como mucho, al día siguiente. Si los dejamos más tiempo, se endurecerán.

¡Besos! xxx

domingo, 15 de marzo de 2015

Galletas Thumbprint


Las galletas Thumbprint son, básicamente, galletas de mantequilla a las que se da forma con el dedo pulgar (de ahí su nombre, thumbprint, que en inglés quiere decir "huella del pulgar"). Se pueden rellenar de la mermelada que más os guste. En mi caso, las he hecho de lemon curd (crema de limón). 

La receta de la masa de las galletas la he tomado del blog de Megasilvita, aunque he sustituido la vainilla, el zumo y la ralladura de limón por la emulsión para horneado Princess Cake&Cookie, que me encanta. Esta emulsión es una combinación de limón, almendra y vainilla que le da un sabor buenísimo a bizcochos y galletas; os la recomiendo al 100%.

La receta de la crema de limón es uno de mis remix fruto del método ensayo-error y quedarme con lo que me gusta de unas recetas y otras.

Ingredientes para la masa (45-50 galletas):

  • 170 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 g. de azúcar glas o icing sugar
  • 55 g. de azúcar normal
  • 1 huevo
  • 1 cdita. y media de emulsión para horneado Princess Cake&Cookie de LorAnn
  • 1 cdta. de levadura en polvo
  • 270 g. de harina de repostería.

Elaboración:

  • Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar.
  • Añadimos el huevo. Batimos.
  • Ponemos la cucharadita y media de emulsión y batimos de nuevo.
  • Incorporamos la harina y la levadura tamizadas. Batimos.
  • Guardamos la masa en papel film durante 1 hora en el frigo.
  • Pasada la hora (que aprovecharemos para hacer el lemon curd), ponemos a precalentar el horno a 180ºC, sacamos la masa del frigo y hacemos bolitas (yo me he ayudado con una cuchara y he dividido por la mitad). Las ponemos en la bandeja, encima del papel de horno, bien separaditas, y hundimos el dedo pulgar.
  • Rellenamos ese hueco con media cucharadita, aproximadamente, de lemon curd.

  • Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se hagan las galletas durante 12-15 minutos, hasta que veamos que se doran por los bordes.
  • Sacamos y dejamos enfriar un par de minutos. Con ayuda de una espátula, pasamos las galletas a una rejilla para que se terminen de enfriar.
  • Cuando ya están frías, decoramos espolvoreando azúcar glas. Un truco para que queden bonitas es recortar un circulito de papel, ponerlo encima de la galleta, espolvorear el azúcar, y retirar con cuidado el papelito.





Ingredientes para el lemon curd o crema de limón:

  • 4 yemas de huevo L
  • Ralladura de 4 limones
  • Un vaso de zumo de limón
  • 300 g. de azúcar
  • 50 g. de maicena
  • 100 g. de mantequilla

Elaboración:

  • Ponemos en un cazo el zumo de limón, la piel rallada, el azúcar, las yemas y la maicena. Lo batimos todo bien con las varillas para que se mezcle y lo ponemos al fuego a una temperatura media.
  • Batimos sin parar, para que no se pegue. Cuando la mezcla haya espesado (más o menos a los 10-15 minutos), la colamos. 
  • Añadimos la mantequilla y removemos hasta que se disuelva.
  • Dejar enfriar. Lo que sobre lo podemos guardar en un tarro en el frigo durante 15-20 días.

Estas galletas son un vicio, de no poder parar de comer una detrás de otra. Si probáis esta receta, me daréis la razón ;)

¡Besos de limón (con azúcar)! xxx

jueves, 19 de febrero de 2015

Galletas Petit Écolier

Poco he tardado en estrenar estos moldes para hacer galletas petit écolier.



Las petit écolier son unas galletas con una lámina de chocolate por encima. Yo las he hecho de chocolate negro y blanco.


Mi receta para galletas de mantequilla y vainilla la podéis encontrar aquí. Para que las galletas sean más finitas que las que suelo hacer, he usado el rodillo que utilizo para alisar el fondant, poniéndole las guías moradas (la altura es de unos 3 mm.).

Para que la masa no se pegue en el cortador (que la verdad, es un poco antipático), la masa tiene que estar muy fría, y es recomendable espolvorear el cortador con maizena (o harina).

Para una docena de galletas necesitaréis 200 g. de chocolate fondant. Se derrite en el microondas, con pequeños golpes de calor (entre uno y otro, se remueve con una cuchara para que no se pegue). Cuando esté líquido del todo, se pone una cucharadita en cada molde, se extiende bien y se meten en el frigorífico una media hora. Pasado este tiempo, se desmolda con cuidado, y para pegarlo a la galleta, bastará con un poco de chocolate derretido y vuelta al frigorífico a que se endurezca.

Como véis, está chupado, y el resultado son unas riquísimas galletas de chocolate, ideales para el desayuno o la merienda :)

¡¡Madre mía, y con un Nespresso, ya te puedes moriiiir!!

O también, para regalar. Seguro que vuestros familiares o amigos os lo agradecerán profundamente ^_^


"Petits" baisers! xxx

Galletas de mantequilla y vainilla

Ingredientes (para 30-35 galletas medianas/ 20-24 galletas grandes):

- 225 g. de mantequilla reblandecida (la sacas previamente o la metes unos segundos en el microondas, sin que llegue a ponerse líquida).
- 125 g. de azúcar.
- 1 huevo.
- 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
- 350 g. de harina de repostería.
- 1-2 cucharadas de leche.


Elaboración:

1. Con una batidora de varillas, primero bates en un bol grande la mantequilla. Cuando quede a punto de pomada, le añades el azúcar poco a poco y bates de nuevo (a una velocidad media).
2. Añades el huevo y bates. Después, la vainilla.
3. Tamizas la harina y la vas agregando poco a poco a la mezcla anterior. Cuando hayas mezclado la mitad, le añades la cucharada de leche y después, el resto de harina. Llegará un momento en el que notarás que es mejor amasar con las manos, pues la masa se va volviendo cada vez más consistente y la batidora se puede estropear.
4. Una vez bien mezclado y amasado todo, haces una o dos bolas aplastadas con la masa y las envuelves con papel film. Mételas en la nevera como mínimo, una hora. Puede durar varios días en la nevera, pues sale una buena cantidad (dependiendo del tamaño del cortador 25-35  galletas, aproximadamente), así que puedes coger lo que necesites para cada vez y el resto, guardarlo.
5. Cuando vayas a amasar para ya hacer las galletas, enharina la encimera con maizena, pero muy poquita, al igual que el rodillo. Un truco para que te salgan todas las galletas con el mismo grosor es coger dos palillos chinos a modo de raíles, poniéndolos a los lados de la masa y pasando el rodillo por encima.
6. Con un cortador de galleta, o un vaso, vas cortando la masa. Coloca las formas en un plato y guárdalo en la nevera durante 10-15 minutos antes de meterlas en el horno.
7. Mientras, pon el horno a 180º (si es eléctrico). El mío es eléctrico y está numerado del 1 al 10, así que lo pongo en el 5.
8. En una bandeja de horno, pon papel de horno y encima, las futuras galletas. Tienen que hacerse entre 13-15 minutos. ¡Ah, y no las pongas muy juntas, que se expanden un pelín!
9. Cuando saques las galletas del horno, dejar reposar 5 minutos y pasado este tiempo, trasladarlas a una rejilla hasta que se enfríen.