miércoles, 29 de octubre de 2014

Mini bundt cake de calabaza con nueces

La entrada de este año va a ser sencillita. Nada de galletas, ni cupcakes. Como estoy con el vicio de los bundts, me gustaría compartir con vosotr@s esta receta, inspirándome en el libro El Rincón de Bea (mi libro de referencia en cuanto a bundts se refiere). La idea del diseño es de la página de I love bundt cakes (mi blog preferido de bundts cakes, jeje).



Como he utilizado un molde más pequeño (dos veces), he tenido que adaptar la receta original y reducirla a la mitad (aparte, también he hecho algún pequeño cambio). Si queréis aplicarla a un molde normal de los de Nordic Ware, y hacerlo de forma sencilla, sin forma de calabaza, multiplicad las cantidades por dos.

Ingredientes:


  • 125 ml. de aceite de oliva 0,4º
  • 75 g. de azúcar blanquilla
  • 75 g. de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 125 g. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Una pizca de nuez moscada en polvo 
  • 5 clavos molidos (yo los he molido en un mortero)
  • Una pizca de sal
  • 200 g. de puré de calabaza (400 g. aproximadamente de calabaza)
  • 50 g. de nueces picadas

Elaboración:

1º. Hacemos el puré de calabaza cortando los 400 g. de calabaza en trocitos. Los ponemos en el microondas a media potencia durante 15-20 minutos (tiene que quedar blandita). La pasamos por la batidora de cuchillas hasta hacer el puré. Dejamos que se enfríe y reservamos.

2º. Precalentamos el horno a 175 ºC.

3º. Engrasamos el molde con mantequilla, ayudándonos con un pincel. Espolvoreamos un poco de harina.

4º. Batimos los huevos y todo el azúcar con la batidora de varillas. Incorporamos el aceite poco a poco mientras batimos.

5º. Añadimos el puré de calabaza y batimos hasta integrarlo.

6º. Tamizamos la harina con el bicarbonato, la sal, la canela, el clavo y la nuez moscada. Batimos lo justo, hasta que veamos que se haya integrado bien con la mezcla anterior.

7º. Ponemos los trocitos de nuez y mezclamos con una espátula.

8º. Como vamos a utilizar el molde pequeño, vertemos la mitad masa en el molde. Lo ponemos encima de la rejilla y metemos en el horno. Se hará en 25-30 minutos (comprobar que está hecho insertando un palillo; éste tendrá que salir limpio). Si utilizamos el doble ingredientes para hacerlo en un molde grande, tardará en hacerse unos 50-60 minutos.

9º. Pasado este tiempo, dejar enfriar 20-30 minutos. Después, lo pasaremos a la rejilla volcándolo y lo dejaremos enfriar del todo.

10º. Si vamos a hacer otro mini bundt, fregar el moldecito, engrasar y espolvorear de nuevo, y verter la otra mitad de la masa que hemos reservado (seguir desde el 8º paso).

11º. Unimos los dos mini bundts. Si queremos darle un toque anaranjado para que recuerde aún más a una calabacita, podéis hacer un glaseado. Yo he mezclado 5 cucharadas de icing sugar (o azúcar glas) con una cucharada de zumo de naranja y un poco de colorante del mismo color. 

¡Besos xxx!

lunes, 20 de octubre de 2014

Bundt cake de plátano y nueces

No sé por qué, pero ahora me ha dado por los bundt cake. Quizá sea por la forma tan bonita de los moldes Nordic Ware, o por la sencillez de su elaboración (aunque a mí me costó pillarles el tranquillo, no os creáis). El caso es que, poco a poco, voy probando todas las recetas de mi libro favorito en cuanto a bundts se refiere, el de El Rincón de Bea. En este caso he optado por una adaptación del Classic Banana Bundt Cake, con algunas modificaciones por mi parte. Y la cosa ha quedado de esta manera:




Ingredientes:

  • 250 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g. de azúcar
  • 3 huevos L
  • 350 g. de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 g. de plátanos muy maduros (3 plátanos medianos/grandes)
  • 250 g. de nata líquida para postres
  • 2 cucharadas de ron
  • 50 g. de nueces en trocitos

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 175ºC. Engrasar el molde con mantequilla con ayuda de un pincel de cocina y espolvorear harina.
  • Batir con una batidora de cuchillas los plátanos con la nata y el ron. Reservar
  • Batir con una batidora de varillas la mantequilla y el azúcar.
  • Añadir los huevos uno a uno (hasta que no esté integrado uno, no poner el siguiente).
  • Tamizar la harina con el bicarbonato y la sal. Añadir la mitad.
  • Incorporar la mezcla el puré de plátano y batir. Añadir la otra mitad de la mezcla de harina y batir, pero sin pasarse.
  • Añadir las nueces y mezclar.
  • Volcar la masa en el molde. Repartir bien con una espátula y dejar caer el molde un par de veces sobre un paño colocado en la encimera (esto evitará las burbujas de aire). Alisar la superficie con la espátula.
  • Poner el molde sobre una rejilla y meterla en el horno durante 50-60 minutos (dependerá de vuestro horno).
  • Tras este tiempo, sacar y dejar enfriar una media hora (la norma dice que 10 minutos, pero a mí nunca se me ha desmoldado bien esperando tan poco, así que lo dejo más tiempo, hasta que pueda coger el molde sin quemarme).
  • Volcar el bizcocho con cuidado con ayuda de la rejilla. Dejar enfriar en su totalidad.

A este tipo de bizcocho le pega mucho una capa de chocolate o ganaché. Para ello, derretiremos al baño María 200 g. de chocolate fondant para postres y le añadimos 150 g. de nata líquida. Siguiendo la receta original, le puse también mantequilla, pero creo que no le hace falta (para mi gusto, queda un poco grasiento, así que la próxima vez la suprimiré). Por último, vertemos la ganaché sobre el bizcocho, o la ponemos en un recipiente y que cada uno se sirva al gusto.





¡Besos xxx!

lunes, 6 de octubre de 2014

Bombones rellenos de dulce de leche

Esta semana pasada quería aprovechar el poco dulce de leche que me quedaba de un tarrito y me decidí a hacer estos riquísimos bombones rellenos. Son super sencillos de hacer, ya veréis.

Ingredientes:

  • 250 g. de chocolate fondant para postres (yo he utilizado el de la marca Hacendado, que sale muy bueno).
  • Un bote de dulce de leche o chimbote (utilizaremos unas cucharaditas).

Elaboración:

1. Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María.

2.  Vertemos un poquito de chocolate en cada molde (un tercio en cada cavidad, aproximadamente; en este caso, yo he puesto una cucharadita y media en cada moldecito) y lo repartimos por las paredes.





3. Dejamos enfriar media hora en el frigo.

4. Ponemos una cucharadita en cada moldecito.


5. Tapamos las cavidades hasta arriba con chocolate fundido. 


 6. Metemos el molde en el frigo durante una hora.

7. Desmoldamos y... ¡ya tenemos unos ricos bombones de dulce de leche! Fácil, ¿verdad?


Si estáis interesad@s en el molde de conejitos que he usado, todavía me queda uno en la tienda por 6 euros.

¡Besos dulces y chocolateados! xxx

martes, 30 de septiembre de 2014

Bundt cake de manzana con canela y nueces pecanas

Ya inmersos en el otoño, me apetecía hacer un bizcocho de este tipo. Nunca había hecho uno de manzana y, por otro lado, me apetecía probar las nueces pecanas. Para los que no las habéis probado nunca, se parecen mucho a las nueces normales, aunque con una textura más compacta (parecida a la del mazapán) y de sabor más suave.

Esta receta es un remix de varias, con un toque personal. El resultado es un bizcocho jugoso, con más sabor a canela que a manzana (yo lo achaco a que los alimentos de hoy en día saben cada vez menos, pues le puse 2 manzanas grandes tipo Fuji, que pesaban peladas y cortadas casi 400 g.). La próxima vez le añadiré un poco de pasta de manzana de Home Chef, para que le dé aún más sabor.


Ingredientes:

  • 250 g. de mantequilla reblandecida
  • 200 g. de azúcar blanquilla
  • 3 huevos L
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta o esencia de vainilla.
  • 2 manzanas grandes tipo Fuji (380-400 g. peladas y cortadas).
  • 200 g. de azúcar moreno + 2 cucharaditas
  • 300 g. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 100 g. de nueces pecanas (o normales)
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 ml. de leche

Elaboración:

  • Dejamos macerar la manzana en taquitos con los 200 g. de azúcar moreno.
  • Picamos las nueces y las mezclamos con la canela y las 2 cucharaditas de azúcar moreno. Reservamos.
  • Precalentamos el horno a 180ºC (número 5 en horno eléctrico del 1 al 10).
  • Batimos la mantequilla con el azúcar blanquilla. Añadimos los huevos uno a uno hasta que se integren. Sumamos la vainilla.
  • Tamizamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos la mitad, batimos, vertemos la leche, batimos y ponemos la otra mitad de la mezcla de harina. Batimos lo justo para que se integre.
  • Con una espátula o cuchara, añadimos la manzana con el azúcar moreno. Removemos.
  • Engrasamos el molde con mantequilla líquida, repartiéndola bien por todos los espacios con ayuda de un pincel de cocina.
  • Vertemos la mitad de la masa en el molde. Añadimos por encima la mezcla de nueces, azúcar moreno y canela. Vertemos la otra mitad de la masa.
  • Metemos el molde (encima de una rejilla) en el horno, durante 1 hora aproximadamente (comprobar que el bizcocho está hecho metiendo un palillo; éste tiene que salir seco). 
  • Dejar enfriar MEDIA HORA, o hasta que el molde esté tibio. Pasado este tiempo, desmoldar el bizcocho y dejar enfriar.
  • Si se quiere, se puede hacer un almíbar de caramelo para acompañar el bizcocho hirviendo 75 ml. de agua con 75 g. de azúcar blanquilla y 1 cucharada de pasta de toffee Home Chef. Le ponéis un poquito por encima a la porción que vayáis a tomar y... ¡buenísimo!



El molde que he utilizado es el Stained Glass (vidriera en inglés) de Nordic Ware, mi nueva adquisición. Me encanta. ¿Me diréis que no es bonito?

Aprovecho esta entrada para recordaros que todavía me queda stock de la tienda online (www.mooncakedulcetentacion.es). Los precios están tiradísimos (entre un 30-50% de descuento). Si estáis interesad@s en algo, mandadme un correo a mooncake.dulcetentacion@gmail.com. ¡Gracias!

Besos de manzana xxx!

lunes, 1 de septiembre de 2014

Mini bundt cake de naranja 2.0



Haciendo limpieza en el frigo, me encuentro con una naranja solitaria que lleva ahí unas semanas. Así que, antes de que se eche a perder, pienso "¿y por qué no hacer un mini bundt de naranja?". El primer bundt cake decente que me salió fue de naranja con pepitas de chocolate, pero no quedé muy convencida con la textura; tenía que probar otra receta en la que el bizcocho quedase más esponjoso. ¡Y creo que hoy he dado con ella!:

Ingredientes:

- 1 huevo
- 60 g. de azúcar
- 25 g. de aceite de girasol (también se puede poner aceite de oliva suave)
- 1/2 cucharadita de pasta de mandarina (opcional)
- 35 g. de yogur natural
- 60 g. de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1 cucharada de zumo de naranja natural
- Ralladura de media naranja
- 25 g. de pepitas o gotas de chocolate (opcional)

Elaboración:

1º. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el molde con mantequilla líquida, ayudándonos con un pincel de cocina.
2º. Se bate el huevo con el azúcar durante un par de minutos.
3º. Se añade el aceite de girasol y se vuelve a batir. Después, incorporamos la pasta de mandarina y el yogur. Batimos.
4º. Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos. Batimos lo justo para integrarla.
5º. Por último, incorporamos el zumo, la ralladura de la naranja y las pepitas de chocolate (para que no se hundan, embadurnarlas un poco con harina). Mezclamos.
6º. Vertemos la masa en el molde. Para que no queden burbujas, dejamos caer un par de veces el molde sobre la encimera (protegiéndola con un paño de cocina). Metemos en el horno durante 30 minutos o hasta que al insertar un palillo, éste salga seco.
7º. Sacamos el molde y lo dejamos reposar durante media hora o hasta que esté templado (que lo podamos coger con las manos sin quemarnos, vaya). 
8º. Volteamos con cuidado el bizcocho sobre una rejilla y dejamos que se termine de enfriar.





Si queréis, podéis hacer un glaseado para que quede más jugoso aún (zumo de media naranja y 100 g. de azúcar glas o icing sugar).



Para hacer esta receta en un molde bundt normal, sólo tenéis que multiplicar las cantidades por cuatro, y aumentar el tiempo del horno en 60-70 minutos.









¡Besos a la naranja! xxx

lunes, 18 de agosto de 2014

Mini cupcakes playeros (de mango y coco)

Un año más sin ir a la playita, ains... Ya sé que no es lo mismo, pero quién no se consuela es por qué no quiere, así que, ¿qué tal si hacemos unos cupcakes muy playeros? Sí, de mango y coco, por ejemplo, y con una decoración divertida hecha con mazapán: aletas de buzo, chanclas, conchas, un flotador y una pelota, helados... ¡y hasta una palmera! Para ello vamos a necesitar un trozo de mazapán (o fondant blanco), este molde de silicona de playa, y/o este molde de costa, y colorantes en polvo. Para los mini cupcakes, necesitaremos:

Ingredientes para la masa (12-16 mini cupcakes):

- 60 g. de mantequilla
- 60 g. de azúcar
- 1 huevo
- 1 cucharada de mango en pasta
- 60 g. de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1 cucharada de leche

Elaboración:

1º. Precalentamos el horno a 175º (nº 5 horno eléctrico si va del 1 al 10).

2º. Batimos con una batidora de varillas la mantequilla (a temperatura ambiente) hasta que esté muy cremosa, y añadimos el azúcar hasta que la mezcla se integre.

3º. Incorporamos el huevo, y seguimos batiendo. Añadimos la pasta de mango y volvemos a batir.

4º. Tamizamos la harina con la levadura química y lo añadimos a la mezcla anterior. Batimos.

5º. Incorporamos la leche. Batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

6º. Repartimos las cápsulas en la bandeja para mini cupcakes y las llenamos 2/3 de su capacidad (una cucharada, aproximadamente). Horneamos durante 15 minuto.

7º. Sacamos los cupcakes del horno y los dejamos templar unos 5-10 minutos. Después, los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.


Ingredientes para la buttercream:

- 110 g. de azúcar glas tamizado o icing sugar
- 90 g. de mantequilla
- 2 cucharaditas de coco en pasta.
- 1 cucharada de leche

Elaboración:

1º. Batimos la mantequilla y le vamos incorporando poco a poco el icing sugar.
2º. Añadimos el coco en pasta.

Finalmente, sólo tenéis que coronar vuestros cupcakes con las decoraciones de mazapán y, ¡listo! Ya podéis saborear un bocadito del Caribe en forma de cupcakes :D




¡Besos veraniegos! xxx

viernes, 8 de agosto de 2014

Genovesa de fresas con nata

Para los que no la conozcáis, la genovesa es un bizcocho típico de Génova que se utiliza como base para hacer tartas. No lleva levadura, ya que, al llevar los huevos muy bien batidos, estos ayudarán a que la masa leve.

La receta está inspirada en el libro Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, pero he sustituido las frambuesas por unas fresas que tenía que utilizar urgentemente (sí, en muchas ocasiones hago los postres en función de los alimentos que me van a caducar, jeje).

Ingredientes (para 4 personas):

- 20 g. de mantequilla derretida
- 2 huevos L
- 65 g. de azúcar blanquilla
- 65 g. de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de pasta de vainilla
- Ralladura de 1/2 limón

- 200 ml. de nata para montar
- 150 g. de fresas
- 1 cucharada de azúcar glas o icing sugar


Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180 ºC. Preparar un molde circular de 15 cm. poniendo un papel de horno en la base y engrasando con mantequilla el resto.
  • Hervir agua en un cazo. Retirarlo y poner encima un cuenco que no llegue a tocar el agua. Añadir los huevos y el azúcar y batir durante unos 5 minutos hasta el "punto de cinta" (esto es cogiendo un poco de masa con una cuchara o espátula, verterla poco a poco y si vemos que forma ondas como una cinta, ya está).
  • Añadir la vainilla, el limón, la mantequilla y la harina tamizada. Mezclar con mucho cuidado para que no se nos baje la masa, con movimientos envolventes ayudándonos de una espátula o lengua.
  • Poner la mezcla en el molde y hornear durante 20-25 minutos aproximadamente (pinchar con una brocheta y comprobar si sale limpia).
  • Pasado este tiempo, apagar el horno, abrir un poco la puerta y dejar el bizcocho un minuto más. Después lo sacamos, dejamos que se enfríe y, por último, le quitamos el papel de horno y lo pasamos a una rejilla para que se termine de enfriar.
  • Cortar el bizcocho por la mitad con un cuchillo o lira.
  • Para hacer la crema, trituramos las fresas con el azúcar en una batidora de cuchillas (unos segundos, para dejar algunos trocitos sin pasar). 
  • Montamos la nata y añadimos las fresas. Mezclamos bien.
  • Ponemos la crema sobre la base del bizcocho, alisándola con una espátula, y ponemos la parte de arriba del bizcocho. 
  • Para adornar, espolvoreamos azúcar glas por encima y ponemos unas fresitas.






El resultado es un pastel delicioso y muy sencillo de hacer. La única dificultad es procurar que no se nos bajen los huevos batidos, para que así nos salga un bizcocho muy esponjosito. En otras recetas que he encontrado por internet separan las yemas de las claras y se baten estas últimas a punto de nieve, omitiendo el paso del baño maría. La próxima vez lo probaré a hacer de esta manera. 

¡Besos de fresas con nata! xxx