lunes, 18 de agosto de 2014

Mini cupcakes playeros (de mango y coco)

Un año más sin ir a la playita, ains... Ya sé que no es lo mismo, pero quién no se consuela es por qué no quiere, así que, ¿qué tal si hacemos unos cupcakes muy playeros? Sí, de mango y coco, por ejemplo, y con una decoración divertida hecha con mazapán: aletas de buzo, chanclas, conchas, un flotador y una pelota, helados... ¡y hasta una palmera! Para ello vamos a necesitar un trozo de mazapán (o fondant blanco), este molde de silicona de playa, y/o este molde de costa, y colorantes en polvo. Para los mini cupcakes, necesitaremos:

Ingredientes para la masa (12-16 mini cupcakes):

- 60 g. de mantequilla
- 60 g. de azúcar
- 1 huevo
- 1 cucharada de mango en pasta
- 60 g. de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1 cucharada de leche

Elaboración:

1º. Precalentamos el horno a 175º (nº 5 horno eléctrico si va del 1 al 10).

2º. Batimos con una batidora de varillas la mantequilla (a temperatura ambiente) hasta que esté muy cremosa, y añadimos el azúcar hasta que la mezcla se integre.

3º. Incorporamos el huevo, y seguimos batiendo. Añadimos la pasta de mango y volvemos a batir.

4º. Tamizamos la harina con la levadura química y lo añadimos a la mezcla anterior. Batimos.

5º. Incorporamos la leche. Batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

6º. Repartimos las cápsulas en la bandeja para mini cupcakes y las llenamos 2/3 de su capacidad (una cucharada, aproximadamente). Horneamos durante 15 minuto.

7º. Sacamos los cupcakes del horno y los dejamos templar unos 5-10 minutos. Después, los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.


Ingredientes para la buttercream:

- 110 g. de azúcar glas tamizado o icing sugar
- 90 g. de mantequilla
- 2 cucharaditas de coco en pasta.
- 1 cucharada de leche

Elaboración:

1º. Batimos la mantequilla y le vamos incorporando poco a poco el icing sugar.
2º. Añadimos el coco en pasta.

Finalmente, sólo tenéis que coronar vuestros cupcakes con las decoraciones de mazapán y, ¡listo! Ya podéis saborear un bocadito del Caribe en forma de cupcakes :D




¡Besos veraniegos! xxx

viernes, 8 de agosto de 2014

Genovesa de fresas con nata

Para los que no la conozcáis, la genovesa es un bizcocho típico de Génova que se utiliza como base para hacer tartas. No lleva levadura, ya que, al llevar los huevos muy bien batidos, estos ayudarán a que la masa leve.

La receta está inspirada en el libro Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, pero he sustituido las frambuesas por unas fresas que tenía que utilizar urgentemente (sí, en muchas ocasiones hago los postres en función de los alimentos que me van a caducar, jeje).

Ingredientes (para 4 personas):

- 20 g. de mantequilla derretida
- 2 huevos L
- 65 g. de azúcar blanquilla
- 65 g. de harina de repostería
- 1/2 cucharadita de pasta de vainilla
- Ralladura de 1/2 limón

- 200 ml. de nata para montar
- 150 g. de fresas
- 1 cucharada de azúcar glas o icing sugar


Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180 ºC. Preparar un molde circular de 15 cm. poniendo un papel de horno en la base y engrasando con mantequilla el resto.
  • Hervir agua en un cazo. Retirarlo y poner encima un cuenco que no llegue a tocar el agua. Añadir los huevos y el azúcar y batir durante unos 5 minutos hasta el "punto de cinta" (esto es cogiendo un poco de masa con una cuchara o espátula, verterla poco a poco y si vemos que forma ondas como una cinta, ya está).
  • Añadir la vainilla, el limón, la mantequilla y la harina tamizada. Mezclar con mucho cuidado para que no se nos baje la masa, con movimientos envolventes ayudándonos de una espátula o lengua.
  • Poner la mezcla en el molde y hornear durante 20-25 minutos aproximadamente (pinchar con una brocheta y comprobar si sale limpia).
  • Pasado este tiempo, apagar el horno, abrir un poco la puerta y dejar el bizcocho un minuto más. Después lo sacamos, dejamos que se enfríe y, por último, le quitamos el papel de horno y lo pasamos a una rejilla para que se termine de enfriar.
  • Cortar el bizcocho por la mitad con un cuchillo o lira.
  • Para hacer la crema, trituramos las fresas con el azúcar en una batidora de cuchillas (unos segundos, para dejar algunos trocitos sin pasar). 
  • Montamos la nata y añadimos las fresas. Mezclamos bien.
  • Ponemos la crema sobre la base del bizcocho, alisándola con una espátula, y ponemos la parte de arriba del bizcocho. 
  • Para adornar, espolvoreamos azúcar glas por encima y ponemos unas fresitas.






El resultado es un pastel delicioso y muy sencillo de hacer. La única dificultad es procurar que no se nos bajen los huevos batidos, para que así nos salga un bizcocho muy esponjosito. En otras recetas que he encontrado por internet separan las yemas de las claras y se baten estas últimas a punto de nieve, omitiendo el paso del baño maría. La próxima vez lo probaré a hacer de esta manera. 

¡Besos de fresas con nata! xxx

viernes, 1 de agosto de 2014

Helado de leche merengada

Comenzamos este mes de agosto con uno de mis helados favoritos: el de leche merengada. Es muy sencillo de hacer, y los ingredientes están al alcance de cualquiera, vais a ver:

Ingredientes: 

- 200 ml. de leche semidesnatada 
- Un palito de canela en rama
- Cáscara de medio limón grande
- 2 yemas de huevo
- 50 g. de azúcar glas (o 35 g. de azúcar glas y 15 g. de azúcar invertido).
- 200 ml. de nata líquida para montar
- Canela en polvo


Elaboración:

  • Montar la nata y dejarla en el frigo. Mientras, calentar la leche con la canela en rama y la cáscara. Cuando hierva, retirar y dejar que se enfríe.
  • Batir las yemas con el azúcar glas. Añadir la leche y batir.
  • Incorporar la nata y mezclar con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.
  • Dejar reposar 4 horas en el frigo.
  • Pasado ese tiempo, verter en la heladera. Tardará 30 min. aproximadamente en hacerse. Si está demasiado cremoso, meter un ratito en el congelador.
  • Servir con canela en polvo.



Fácil, ¿verdad? Y merece la pena hacerlo, porque está bueníííísimo. Algún día tengo que probar a hacerlo de arroz con leche, mi postre preferido del mundo mundial, jeje.

¡Besos con canela! xxx

domingo, 27 de julio de 2014

Cake balls de frambuesa y mandarina

Los cake balls son un postre muy sencillo de hacer, y a la vez, un poco engorroso, por aquello de que hay que bañarlos en chocolate y procurar que no "naufraguen" en el mismo. La diferencia con los cake pops es que los cake balls no llevan palito; por lo demás, es lo mismo. Los podéis hacer con el bizcocho que queráis (aunque mis preferidos son los cake balls o cake pops de Oreo) , y como crema podéis utilizar Nutella, buttercream, ganaché... En este caso, he usado queso de untar (tipo Philadelphia, pero de la marca  Hacendado).

Ingredientes (para 10-12 cake balls):

- 65 g. de mantequilla reblandecida
- 65 g. de azúcar
- 1 huevo L
- 65 g. de harina
- 1/2 cucharadita de levadura
- 1 cucharada de leche
- 1 cucharadita y 1/2 de mandarina en pasta Home Chef o frambuesa en pasta
- Un poco de colorante rosa o colorante naranja en pasta (opcional)
- 2 cucharadas de crema de queso para untar
- 100 g. de chocolate fondant.
- 1/2 cucharadita de aceite de girasol
- Sprinkles o decoración de azúcar para adornar (opcional)


Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta que quede muy cremosa.
  • Añadir el huevo y batir.
  • Tamizar la harina con la levadura y añadir a la mezcla. Batir.
  • Añadir la leche y la pasta de nuestra elección. Batir.
  • Añadir el colorante y mezclar hasta que la masa quede con un color uniforme.
  • Verter la masa en un molde circular de 15 cm. (previamente engrasado con mantequilla), o en cápsulas para magdalenas (puestas en una bandeja para cupcakes). Introducimos la bandeja de horno en el mismo. En el caso de haber puesto la masa en el molde para bizcochos, hornearemos durante 30-35 minutos aproximadamente (comprobar si está hecho introduciendo un palito o brocheta; éste tiene que salir limpio). En el caso de las magdalenas, con 20 minutos será suficiente.
  • Pasado este tiempo, sacar del horno y dejar enfriar el molde o las cápsulas en una rejilla.
  • Cuando el bizcocho esté frío, desmigarlo.
  • Añadir el queso crema y mezclarlo muy bien con las migas. Con ayuda de una cuchara, formar bolitas de 18-20 g. de peso, aproximadamente.
  • Meter las bolitas en el frigorífico durante 1 hora.
 
  • Pasada la hora, derretimos el chocolate con el aceite en el microondas, con pequeños golpes de calor (por ejemplo, 20 segundos, sacamos, removemos y volvemos a meter en el micro, hasta que se haya derretido del todo).
  • Pinchamos la bolita con una brocheta. La sumergimos en el chocolate y, al sacarla, vamos dándole vueltas mientras golpeamos ligeramente la brocheta contra el vaso, para retirar el exceso de chocolate. Ponemos algunos sprinkles o decoraciones de azúcar para adornar. Dejamos la bolita encima de un plato con papel de horno. Si nos es difícil quitar la bola de la brocheta, nos ayudamos con un palillo. En el agujerito, pondremos un poquito de chocolate y un sprinkle encima para disimularlo.
  • Cuando hayamos remojado todas las bolitas en chocolate, metemos el plato en el frigo, por lo menos, una hora, para que se solidifique.
  • Por último, pasar los cake balls a unas mini cápsulas. Para no dejar las huellas de los dedos en el chocolate, usar guantes de látex o utilizar papel film para cogerlos.

Lo malo de los cake pops y los cake balls es que, al ser de tamaño reducido, entran con mucha facilidad, así que si nos descuidamos podemos pillar un empacho sin apenas darnos cuenta ;)


Por colores, de frambuesa, de mandarina y de Oreo

¡Besos de bolitas de pastel! xxx

miércoles, 16 de julio de 2014

Helado de pistacho

Ha costado, pero ya tenemos aquí el calor propio del mes de julio. Y de postre, ¿qué mejor que un heladito? Hoy, de pistacho. Ya lo hice el año pasado, y tocaba repetir.



Ingredientes:
- 2 yemas de huevo
- 35 g. de azúcar glas o icing sugar (si no vais a usar azúcar invertido, serían 50 g.)
- 15 g. de azúcar invertido (aquí podéis ver cómo se hace).
- 200 ml. de leche semidesnatada
- 2 cucharadas de pistacho en pasta
- 200 ml. de nata

Elaboración:
1º. Batir las yemas con el azúcar glas y el azúcar invertido.
2º. Añadir la leche, la pasta de pistacho y batir.
3º. Montar la nata. Una vez montada, mezclarla con todo lo anterior con movimientos envolventes, utilizando una espátula.
4º. Dejar reposar en el frigo 3-4 horas aproximadamente.
5º. Pasado este tiempo, verter el batido en la heladera encendida. Tardará 30-40 minutos en hacerse un helado muy cremoso. Pasarla a un recipiente, y si vemos que la crema no es muy consistente, meterla un rato en el congelador.

Si queréis, podéis poner unos trocitos de pistacho a modo de decoración.
 
¡Besotes! xxx

martes, 8 de julio de 2014

Mini bundt cake de vainilla y frambuesa

Hale, el mismo día en el que recibo mis nuevos moldes de Nordic Ware y, ¡tengo que estrenarlos! (por lo menos, uno de ellos). Ya os dije en la entrada anterior que quería hacerme con una bandeja de esas en las que vienen 4 o 6 moldes. Pues bien, además de esta, también me he comprado el molde Heritage, que ya tenía ganas, y el libro de El Rincón de Bea, donde espero encontrar maravillosas recetas de bunt cakes.

¡Mis nuevas adquisiciones! ^_^

No sabía por qué molde decidirme, y al final he elegido el mini Bundt Pan, el más sencillo, pero monísimo.

Ingredientes (para un molde pequeño, de 500 ml.):
- 50 g. mantequilla 
- 50 g. de azúcar 
- 1 huevo L 
- 1 cucharadita de pasta de vainilla 
- 60 g. de harina de repostería 
- 1/2 cucharadita de levadura 
- 50 ml. leche entera 
- 1 cucharada de mermelada de frambuesa


Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180º (nº 5).
  • Engrasar el molde bundt CON MANTEQUILLA y espolvorear harina.
  • Batir la mantequilla. Añadir el azúcar y batir.
  • Incorporar el huevo
  • Añadir la pasta de vainilla.
  • Tamizar la harina con la levadura. En este paso, no batir demasiado; lo justo para integrar bien la harina.
  • Añadir la leche.
  • Volcar la mitad de la mezcla en el molde bundt engrasado. Meter la mermelada de frambuesa en una manga y hacer un círculo sobre la masa. Poner la otra mitad de la masa cubriendo la mermelada. Alisar la superficie. Dejar caer la bandeja sobre un paño un par de veces para que la masa se asiente bien.
  • Hornear 30 minutos, o hasta que, al pincharlo con una brocheta ésta salga completamente limpia.
  • Sacar el horno y DEJAR REPOSAR SOBRE UNA REJILLA MEDIA HORA. Desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente boca abajo sobre la rejilla.

 
Acompañado de un batido de plátano y frambuesa bien fresquito.

Toda la mermelada se hundió hacia abajo, pero está igual de bueno



Mmm... esponjosito y jugosito
Si queréis hacerlo en un molde grande, sólo tenéis que multiplicar los ingredientes por cuatro, y dejar que se hornee durante 60-70 minutos. 

Yo ya estoy "maquinando" de qué voy a hacer el próximo, jeje.

¡Besotes! xxx




sábado, 5 de julio de 2014

Helado de turrón

Hora de hacer helados como locos. Con la cantidad de botes de pastas Home Chef que tengo, me voy a "jartar" de helados este verano.

En esta receta he hecho una innovación: sustituir parte del azúcar glas por azúcar invertido. El azúcar invertido es como un almíbar, que ayuda a que el helado no se cristalice, y se usa también en bizcochos para que estos resulten más esponjosos (aunque esto último no lo he probado).

La receta del azúcar invertido es la siguiente:

- 150 g. de agua mineral (yo he usado la del grifo, que una de las cosas buenas que tiene Madrid es el agua).
- 350 g. de azúcar
- Gasificante (1 sobre blanco y otro morado, en mi caso, el del Mercadona)

  • Hervimos el agua con el azúcar y el ácido tartárico del sobre blanco, removiendo con unas varillas. Cuando empiece a hervir, apagamos el fuego. 
  • Dejamos que se temple, y cuando ya no queme, añadimos el bicarbonato (sobre morado). Removemos con las varillas y veremos que sale una espuma blanca. 
  • Lo dejamos reposar hasta que la espuma desaparezca.
  • Pasamos el almíbar a un frasco de cristal y cerramos. Conservar en un lugar seco y oscuro. La caducidad suele ser de un año.
¿A que está chupado de hacer? De todas formas, si no os apetece meteros en berenjenales, podéis seguir usando el azúcar glas de siempre. Y aquí está la receta del helado:

Ingredientes:

- 2 yemas de huevo
- 35 g. de azúcar glas o icing sugar (si no vais a usar azúcar invertido, serían 50 g.)
- 15 g. de azúcar invertido
- 200 ml. de leche semidesnatada
- 2 cucharadas de turrón en pasta
- 200 ml. de nata

Elaboración:

1º. Batir las yemas con el azúcar glas y el azúcar invertido.
2º. Añadir la leche, la pasta de turrón y batir.
3º. Montar la nata. Una vez montada, mezclarla con todo lo anterior, con una espátula haciendo movimientos envolventes.
4º. Dejar reposar en el frigo 4 horas aproximadamente.
5º. Pasado este tiempo, verter el batido en la heladera encendida. Tardará 30-40 minutos en hacerse un helado muy cremoso. Pasarla a un recipiente, y si vemos que la crema no es muy consistente, meterla un rato en el congelador.



Disfrutad mucho de los helados este verano. Yo lo haré, aunque tenga que dejar a un lado la operación bikini (si es que todo lo dulce me puede, ains).

¡Besos! xxx