lunes, 8 de diciembre de 2014

Mantecados (o Quemaíllos de San Alejandro)



Estos mantecados tienen historia. El año pasado los hicimos para recaudar dinero para Cáritas de la parroquia de San Alejandro. El caso es que nos quedaron un poco "quemaíllos" en la base, de ahí el sobrenombre "Los Quemaíllos de San Alejandro" xD . Pero quemaíllos y tó, estaban buenísimos.

Este año no los hemos hecho porque son demasiadas horas de trabajo para sacar tantas cajas. Pero tenía antojo de hacer mantecados, así que cogí la mitad de la receta (de la cual me han salido un montón) y ajusté el tiempo y la temperatura a mi horno (la otra vez los hicimos en casa de una amiga).

Ingredientes: (para unos 120 mantecados de 4'5 cm.)

- 250 g. de manteca de cerdo
- 125 ml. de aceite de girasol
- 125 ml. de vino blanco
- 100 ml. de anís
- 2 cucharadas de azúcar
- 750 g. de harina
- Azúcar y canela molida.

Elaboración:
  • Derretir la manteca de cerdo en el micro hasta que se quede líquida.
  • Añadir el resto de ingredientes y remover bien con una cuchara.
  • Precalentamos el horno a 175-180ºC (mi horno va del 1 al 10 y lo pongo entre el 5 y el 6).
  • Espolvorear de maicena la encimera (yo uso maicena para que no se queden duros, pero podéis usar un poco de harina), y el rodillo.
  • Usando palillos chinos como guías, cogemos un poco de masa y la estiramos con el rodillo. Cortamos con un cortador (yo he utilizado uno en forma de flor, de 4'5 cm. aproximadamente).
  • Ponemos las formas encima de la bandeja, que tendrá un papel de horno.
  • Metemos la bandeja en el horno y la dejamos unos 25 minutos.
  • Tras este tiempo, sacar la bandeja, y pasar con cuidado los mantecados a una rejilla.
  • A los 5 minutos, más o menos, rebozarlos con azúcar y canela.

Si los metéis en una cajita mona, son ideales para regalar. 


¡Besos mantecosos! xxx



martes, 2 de diciembre de 2014

Galletas de chocolate navideñas

Me sorprende que todavía no haya compartido con vosotr@s mi súper receta de galletas de chocolate. ¡Están de vicio! Así que ya ha llegado el momento de publicarla (más vale tarde que nunca):

Ingredientes:

- 225 g. de mantequilla reblandecida
- 150 g. de azúcar.
- 1 huevo.
- 2 cucharaditas de esencia o pasta de vainilla.
- 315 g. de harina de repostería
- 70 g. de cacao en polvo sin azúcar Valor
- 1-2 cucharadas de leche.

Elaboración:

1. Con una batidora de varillas, primero bates en un bol grande la mantequilla. Cuando quede a punto de pomada, le añades el azúcar poco a poco y bates de nuevo (a una velocidad media).

2. Añades el huevo y bates. Después, la vainilla.

3. Tamizas la harina y el cacao y los vas agregando poco a poco a la mezcla anterior. Cuando hayas mezclado la mitad, le añades la cucharada de leche y después, el resto de harina. Llegará un momento en el que notarás que es mejor amasar con las manos, pues la masa se va volviendo cada vez más consistente y la batidora se puede estropear.

4. Una vez bien mezclado y amasado todo, haces una o dos bolas aplastadas con la masa y las envuelves con papel film. Mételas en la nevera como mínimo, una hora. Puede durar varios días en la nevera, pues sale una buena cantidad (dependiendo del tamaño del cortador 25-35  galletas, aproximadamente), así que puedes coger lo que necesites para cada vez y el resto, guardarlo.

5. Cuando vayas a amasar para ya hacer las galletas, espolvorea la encimera con cacao, pero muy poquito, al igual que el rodillo. Un truco para que te salgan todas las galletas con el mismo grosor es coger dos palillos chinos a modo de raíles, poniéndolos a los lados de la masa y pasando el rodillo por encima.
6. Con un cortador de galleta, o un vaso, vas cortando la masa. Coloca las formas en un plato y guárdalo en la nevera durante 10-15 minutos antes de meterlas en el horno.

7. Mientras, pon el horno a 180º (si es eléctrico). El mío es eléctrico y está numerado del 1 al 10, así que lo pongo en el 5.

8. En una bandeja de horno, pon papel de horno y encima, las futuras galletas. Tienen que hacerse entre 13-15 minutos. ¡Ah, y no las pongas muy juntas, que se expanden un pelín!

9. Cuando saques las galletas del horno, dejar reposar 5 minutos y pasado este tiempo, trasladarlas a una rejilla hasta que se enfríen.




Hacía tiempo que quería hacer estas galletas: chocolate con detalles en glasa blanca. Quedan muy bonitas y elegantes. He de decir que me he inspirado en unos diseños de Con un toque de azúcar y My little bakery. Y este ha sido el resultado:



Les hice un agujerito con una pajita antes de hornear para después pasarles una cinta y que se pudieran colgar en el árbol. La excusa para elaborar estas galletas que tantas ganas tenía de hacer (si es que se necesita una excusa para ello) fue la venta de dulces que hacemos todos los años en el aperitivo de mi parroquia para recaudar fondos para la Acogida de Cáritas. ¿A que es una excusa genial?


También vendimos un montón de porciones de bizcochos, hechas por distintas personas del Aula Comunitaria.


¿A que nos quedó un puestecillo muy apañao?


¡Besos navideños de chocolate! xxx

martes, 18 de noviembre de 2014

Rollos de canela (cinnamon rolls)

Ya empieza a oler a Navidad. Canela, jengibre, especias varias... Me encanta el ambientador natural que dejan estos dulces en toda la casa. La receta de hoy la he extraído del libro Objetivo: Tarta perfecta, de Alma Obregón. Siempre hago alguna variación (esta es la segunda vez que realizo estos rollitos), y creo que han quedado muy ricos, aunque su elaboración lleva bastante tiempo y paciencia.



Ingredientes para la masa:
  • 650 g. de harina
  • 10 g. de levadura fresca
  • 250 ml. de leche
  • 75 g. de mantequilla
  • 75 g. de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos L

Ingredientes para el relleno:
  • 150 g. de azúcar moreno
  • 40 g. de harina
  • 120 g. de mantequilla fría cortada en cubitos
  • 3,5 cucharaditas de canela
  • 10 clavos molidos
  • Una pizca de nuez moscada
  • 1 cucharadita de anís en grano
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo

Ingredientes para el glaseado:
  • 225 g. de azúcar glas o icing sugar
  • 9 cucharadas de nata
  • 5 cucharadas de agua

Elaboración:

- Calentamos la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar hasta que se funda la mantequilla, pero sin que llegue a hervir. Una vez que la mantequilla se haya derretido, dejamos templar. 
- Cuando la leche esté tibia, añadimos la levadura troceadita y removemos con una cuchara. Esperamos unos diez minutos a que se disuelva y se formen unas burbujas.
- Incorporamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja. Añadimos los huevos uno a uno y batimos. 
- Cambiamos las varillas por los ganchos de amasar (o amasamos con las manos), mientras incorporamos la otra mitad de la harina. Tras 3-5 minutos la masa estará elástica y no pegajosa.
- Ponemos la masa en un bol grande, tapado con film y esperamos unas dos horas, hasta que doble su volumen.
- Pasado ese tiempo, desinflamos la masa para que pierda el aire y esperamos unos 10 minutos.
- Mientras, preparamos el relleno mezclando los ingredientes del mismo (el anís y los clavos los tenemos que moler previamente en un mortero), hasta que parezcan migas.
- Extendemos la masa con unas dimensiones de unos 30x30 cm., enharinando la encimera si es necesario, y ayudándonos de un rodillo, enharinado también. 
- Esparcimos el relleno y enrollamos.
- Cortamos unas 8-10 rodajas y las ponemos en una fuente de cerámica o cristal de unos 30 cm. de diámetro engrasado con mantequilla. 
- Dejamos reposar 1 hora, hasta que doblen su tamaño.
- Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 190ºC (nº 6 en horno eléctrico del 1 al 10), mientras pintamos los rollitos con nata y los metemos en el horno durante 20-25 minutos.
- Preparamos el glaseado mezclando todos los ingredientes (para que no se queden grumos, yo los he batido con la batidora de cuchillas). Repartir por encima de los rollos antes de servir.

Os aseguro que están deliciosos. Inconvenientes: el tiempo que lleva hacerlos (yo me tiré toda una tarde), y que este tipo de bollos se quedan duros en poco tiempo, como pasa con el pan. Así que lo mejor es hacerlos una mañana para merendarlos por la tarde.

¡Besos de canela! xxx

miércoles, 29 de octubre de 2014

Mini bundt cake de calabaza con nueces

La entrada de este año va a ser sencillita. Nada de galletas, ni cupcakes. Como estoy con el vicio de los bundts, me gustaría compartir con vosotr@s esta receta, inspirándome en el libro El Rincón de Bea (mi libro de referencia en cuanto a bundts se refiere). La idea del diseño es de la página de I love bundt cakes (mi blog preferido de bundts cakes, jeje).



Como he utilizado un molde más pequeño (dos veces), he tenido que adaptar la receta original y reducirla a la mitad (aparte, también he hecho algún pequeño cambio). Si queréis aplicarla a un molde normal de los de Nordic Ware, y hacerlo de forma sencilla, sin forma de calabaza, multiplicad las cantidades por dos.

Ingredientes:


  • 125 ml. de aceite de oliva 0,4º
  • 75 g. de azúcar blanquilla
  • 75 g. de azúcar moreno
  • 2 huevos L
  • 125 g. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Una pizca de nuez moscada en polvo 
  • 5 clavos molidos (yo los he molido en un mortero)
  • Una pizca de sal
  • 200 g. de puré de calabaza (400 g. aproximadamente de calabaza)
  • 50 g. de nueces picadas

Elaboración:

1º. Hacemos el puré de calabaza cortando los 400 g. de calabaza en trocitos. Los ponemos en el microondas a media potencia durante 15-20 minutos (tiene que quedar blandita). La pasamos por la batidora de cuchillas hasta hacer el puré. Dejamos que se enfríe y reservamos.

2º. Precalentamos el horno a 175 ºC.

3º. Engrasamos el molde con mantequilla, ayudándonos con un pincel. Espolvoreamos un poco de harina.

4º. Batimos los huevos y todo el azúcar con la batidora de varillas. Incorporamos el aceite poco a poco mientras batimos.

5º. Añadimos el puré de calabaza y batimos hasta integrarlo.

6º. Tamizamos la harina con el bicarbonato, la sal, la canela, el clavo y la nuez moscada. Batimos lo justo, hasta que veamos que se haya integrado bien con la mezcla anterior.

7º. Ponemos los trocitos de nuez y mezclamos con una espátula.

8º. Como vamos a utilizar el molde pequeño, vertemos la mitad de la masa en el molde. Lo ponemos encima de la rejilla y metemos en el horno. Se hará en 25-30 minutos (comprobar que está hecho insertando un palillo; éste tendrá que salir limpio). Si utilizamos el doble de ingredientes para hacerlo en un molde grande, tardará en hacerse unos 50-60 minutos.

9º. Pasado este tiempo, dejar enfriar 20-30 minutos. Después, lo pasaremos a la rejilla volcándolo y lo dejaremos enfriar del todo.

10º. Si vamos a hacer otro mini bundt, fregar el moldecito, engrasar y espolvorear de nuevo, y verter la otra mitad de la masa que hemos reservado (seguir desde el 8º paso).

11º. Unimos los dos mini bundts. Si queremos darle un toque anaranjado para que recuerde aún más a una calabacita, podéis hacer un glaseado. Yo he mezclado 5 cucharadas de icing sugar (o azúcar glas) con una cucharada de zumo de naranja y un poco de colorante del mismo color. 

¡Besos! xxx

lunes, 20 de octubre de 2014

Bundt cake de plátano y nueces

No sé por qué, pero ahora me ha dado por los bundt cake. Quizá sea por la forma tan bonita de los moldes Nordic Ware, o por la sencillez de su elaboración (aunque a mí me costó pillarles el tranquillo, no os creáis). El caso es que, poco a poco, voy probando todas las recetas de mi libro favorito en cuanto a bundts se refiere, el de El Rincón de Bea. En este caso he optado por una adaptación del Classic Banana Bundt Cake, con algunas modificaciones por mi parte. Y la cosa ha quedado de esta manera:




Ingredientes:

  • 250 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 g. de azúcar
  • 3 huevos L
  • 350 g. de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 g. de plátanos muy maduros (3 plátanos medianos/grandes)
  • 250 g. de nata líquida para postres
  • 2 cucharadas de ron
  • 50 g. de nueces en trocitos

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 175ºC. Engrasar el molde con mantequilla con ayuda de un pincel de cocina y espolvorear harina.
  • Batir con una batidora de cuchillas los plátanos con la nata y el ron. Reservar
  • Batir con una batidora de varillas la mantequilla y el azúcar.
  • Añadir los huevos uno a uno (hasta que no esté integrado uno, no poner el siguiente).
  • Tamizar la harina con el bicarbonato y la sal. Añadir la mitad.
  • Incorporar la mezcla el puré de plátano y batir. Añadir la otra mitad de la mezcla de harina y batir, pero sin pasarse.
  • Añadir las nueces y mezclar.
  • Volcar la masa en el molde. Repartir bien con una espátula y dejar caer el molde un par de veces sobre un paño colocado en la encimera (esto evitará las burbujas de aire). Alisar la superficie con la espátula.
  • Poner el molde sobre una rejilla y meterla en el horno durante 50-60 minutos (dependerá de vuestro horno).
  • Tras este tiempo, sacar y dejar enfriar una media hora (la norma dice que 10 minutos, pero a mí nunca se me ha desmoldado bien esperando tan poco, así que lo dejo más tiempo, hasta que pueda coger el molde sin quemarme).
  • Volcar el bizcocho con cuidado con ayuda de la rejilla. Dejar enfriar en su totalidad.

A este tipo de bizcocho le pega mucho una capa de chocolate o ganaché. Para ello, derretiremos al baño María 200 g. de chocolate fondant para postres y le añadimos 150 g. de nata líquida. Siguiendo la receta original, le puse también mantequilla, pero creo que no le hace falta (para mi gusto, queda un poco grasiento, así que la próxima vez la suprimiré). Por último, vertemos la ganaché sobre el bizcocho, o la ponemos en un recipiente y que cada uno se sirva al gusto.





¡Besos xxx!

lunes, 6 de octubre de 2014

Bombones rellenos de dulce de leche

Esta semana pasada quería aprovechar el poco dulce de leche que me quedaba de un tarrito y me decidí a hacer estos riquísimos bombones rellenos. Son super sencillos de hacer, ya veréis.

Ingredientes:

  • 250 g. de chocolate fondant para postres (yo he utilizado el de la marca Hacendado, que sale muy bueno).
  • Un bote de dulce de leche o chimbote (utilizaremos unas cucharaditas).

Elaboración:

1. Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María.

2.  Vertemos un poquito de chocolate en cada molde (un tercio en cada cavidad, aproximadamente; en este caso, yo he puesto una cucharadita y media en cada moldecito) y lo repartimos por las paredes.





3. Dejamos enfriar media hora en el frigo.

4. Ponemos una cucharadita en cada moldecito.


5. Tapamos las cavidades hasta arriba con chocolate fundido. 


 6. Metemos el molde en el frigo durante una hora.

7. Desmoldamos y... ¡ya tenemos unos ricos bombones de dulce de leche! Fácil, ¿verdad?


Si estáis interesad@s en el molde de conejitos que he usado, todavía me queda uno en la tienda por 6 euros.

¡Besos dulces y chocolateados! xxx

martes, 30 de septiembre de 2014

Bundt cake de manzana con canela y nueces pecanas

Ya inmersos en el otoño, me apetecía hacer un bizcocho de este tipo. Nunca había hecho uno de manzana y, por otro lado, me apetecía probar las nueces pecanas. Para los que no las habéis probado nunca, se parecen mucho a las nueces normales, aunque con una textura más compacta (parecida a la del mazapán) y de sabor más suave.

Esta receta es un remix de varias, con un toque personal. El resultado es un bizcocho jugoso, con más sabor a canela que a manzana (yo lo achaco a que los alimentos de hoy en día saben cada vez menos, pues le puse 2 manzanas grandes tipo Fuji, que pesaban peladas y cortadas casi 400 g.). La próxima vez le añadiré un poco de pasta de manzana de Home Chef, para que le dé aún más sabor.


Ingredientes:

  • 250 g. de mantequilla reblandecida
  • 200 g. de azúcar blanquilla
  • 3 huevos L
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta o esencia de vainilla.
  • 2 manzanas grandes tipo Fuji (380-400 g. peladas y cortadas).
  • 200 g. de azúcar moreno + 2 cucharaditas
  • 300 g. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 100 g. de nueces pecanas (o normales)
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 200 ml. de leche

Elaboración:

  • Dejamos macerar la manzana en taquitos con los 200 g. de azúcar moreno.
  • Picamos las nueces y las mezclamos con la canela y las 2 cucharaditas de azúcar moreno. Reservamos.
  • Precalentamos el horno a 180ºC (número 5 en horno eléctrico del 1 al 10).
  • Batimos la mantequilla con el azúcar blanquilla. Añadimos los huevos uno a uno hasta que se integren. Sumamos la vainilla.
  • Tamizamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos la mitad, batimos, vertemos la leche, batimos y ponemos la otra mitad de la mezcla de harina. Batimos lo justo para que se integre.
  • Con una espátula o cuchara, añadimos la manzana con el azúcar moreno. Removemos.
  • Engrasamos el molde con mantequilla líquida, repartiéndola bien por todos los espacios con ayuda de un pincel de cocina.
  • Vertemos la mitad de la masa en el molde. Añadimos por encima la mezcla de nueces, azúcar moreno y canela. Vertemos la otra mitad de la masa.
  • Metemos el molde (encima de una rejilla) en el horno, durante 1 hora aproximadamente (comprobar que el bizcocho está hecho metiendo un palillo; éste tiene que salir seco). 
  • Dejar enfriar MEDIA HORA, o hasta que el molde esté tibio. Pasado este tiempo, desmoldar el bizcocho y dejar enfriar.
  • Si se quiere, se puede hacer un almíbar de caramelo para acompañar el bizcocho hirviendo 75 ml. de agua con 75 g. de azúcar blanquilla y 1 cucharada de pasta de toffee Home Chef. Le ponéis un poquito por encima a la porción que vayáis a tomar y... ¡buenísimo!



El molde que he utilizado es el Stained Glass (vidriera en inglés) de Nordic Ware, mi nueva adquisición. Me encanta. ¿Me diréis que no es bonito?

Aprovecho esta entrada para recordaros que todavía me queda stock de la tienda online (www.mooncakedulcetentacion.es). Los precios están tiradísimos (entre un 30-50% de descuento). Si estáis interesad@s en algo, mandadme un correo a mooncake.dulcetentacion@gmail.com. ¡Gracias!

Besos de manzana xxx!