lunes, 8 de diciembre de 2014

Mantecados (o Quemaíllos de San Alejandro)



Estos mantecados tienen historia. El año pasado los hicimos para recaudar dinero para Cáritas de la parroquia de San Alejandro. El caso es que nos quedaron un poco "quemaíllos" en la base, de ahí el sobrenombre "Los Quemaíllos de San Alejandro" xD . Pero quemaíllos y tó, estaban buenísimos.

Este año no los hemos hecho porque son demasiadas horas de trabajo para sacar tantas cajas. Pero tenía antojo de hacer mantecados, así que cogí la mitad de la receta (de la cual me han salido un montón) y ajusté el tiempo y la temperatura a mi horno (la otra vez los hicimos en casa de una amiga).

Ingredientes: (para unos 120 mantecados de 4'5 cm.)

- 250 g. de manteca de cerdo
- 125 ml. de aceite de girasol
- 125 ml. de vino blanco
- 100 ml. de anís
- 2 cucharadas de azúcar
- 750 g. de harina
- Azúcar y canela molida.

Elaboración:
  • Derretir la manteca de cerdo en el micro hasta que se quede líquida.
  • Añadir el resto de ingredientes y remover bien con una cuchara.
  • Precalentamos el horno a 175-180ºC (mi horno va del 1 al 10 y lo pongo entre el 5 y el 6).
  • Espolvorear de maicena la encimera (yo uso maicena para que no se queden duros, pero podéis usar un poco de harina), y el rodillo.
  • Usando palillos chinos como guías, cogemos un poco de masa y la estiramos con el rodillo. Cortamos con un cortador (yo he utilizado uno en forma de flor, de 4'5 cm. aproximadamente).
  • Ponemos las formas encima de la bandeja, que tendrá un papel de horno.
  • Metemos la bandeja en el horno y la dejamos unos 25 minutos.
  • Tras este tiempo, sacar la bandeja, y pasar con cuidado los mantecados a una rejilla.
  • A los 5 minutos, más o menos, rebozarlos con azúcar y canela.

Si los metéis en una cajita mona, son ideales para regalar. 


¡Besos mantecosos! xxx



4 comentarios:

  1. Qué buena pinta!!! Y me mola el nombre que les habéis puesto XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Nombres que se ponen por cosas que pasan :D

      Eliminar
  2. jejeje pues nunca me había planteado hacer mantecados!! puede estar interesante, en mi casa siempre han sido más de borrachuelos, que bien buenos los hacía mi abuela! pero mantecados, no, oye... Y no sé si tienen el mismo trabajo, ó menos, alguna vez tengo que probar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he hecho nunca borrachuelos (y creo que tampoco los he probado), pero los mantecados son muy fáciles de hacer. Lo único pesado es el tema de amasar, cortar y meter en el horno, porque hay que hacerlo en varias tandas. Pero por lo demás... merece la pena

      Eliminar